Óleo: aroma mediterráneo

A escasos pasos del puerto de Valencia se encuentra Óleo, refugio gastronómico de Vicente Patiño, uno de los jóvenes chefs con mayor proyección de la Comunidad Valenciana

Vicente Patiño es uno de los jóvenes chefs con mayor proyección en la Comunidad Valenciana
Vicente Patiño es uno de los jóvenes chefs con mayor proyección en la Comunidad Valenciana

Aquí desmenuza recetas con claras influencias mediterráneas y tradicionales, que pone al día, alimentadas, sobre todo, de pescados de la lonja y verduras del entorno, que manipula con respeto: «No me uno al km. 0, pero soy partidario de la cocina de proximidad», dice. Su intención es preservar el sabor de cada producto y evocar aromas de la tierra sin renunciar a la innovación, «que el cliente reconozca que está en el mediterráneo», prosigue. Entre su repertorio, no faltan platos que condensan su filosofía, como los tomates de Penjar con manzanilla y sardinas de bota; los espárragos con una emulsión de chiles, almendras y naranja y las clòtxinas (pequeño mejillón valenciano) con hierbas anisadas, encurtidos y gazpachuelo marino.

Culminar el festín

Entre los arroces, apoteósico es el de frutos seos, cítricos y «cigala de fuerza». Del apartado marino sugiere la dorada con sopa de ajo a la brasa, y para los paladares carnívoros la paletilla de cabrito con patatas encurtidas. El dulce compuesto por avellanas, pomelo y jengibre es la mejor manera de culminar el festín. El gastrobar, por su parte, es ideal para disfrutar de tapas desenfadadas. Por su barra sobrevuelan raciones de sepia con patata y gazpachuelo, mini hamburguesas, steak tartar, arroces, mariscos en estado puro y la ensaladilla rusa de su madre, su verdadera maestra, reconoce, así como los libros de de la gastronomía clásica y moderna. Culinaria de cabecera.