El nuevo Ejecutivo no convence

El 74,5 por ciento de los españoles no confía en la capacidad del nuevo Gobierno para sacar a España de la crisis n La sociedad, dividida ante el nombramiento de Rubalcaba

Alfredo Pérez Rubalcaba se ha convertido en el hombre fuerte del Gobierno en la etapa final de la Legislatura
Alfredo Pérez Rubalcaba se ha convertido en el hombre fuerte del Gobierno en la etapa final de la Legislatura

MADRID- Dar la vuelta a las encuestas y evitar el tan temido descalabro electoral. Ése, y sólo ése, parece ser el objetivo perseguido por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. O al menos es lo que se traduce de sus palabras y sus movimientos tácticos. Y es que tanto se esforzó el jueves el presidente en vender que el nuevo gabinete está dotado de un perfil más político con vistas a mejorar la comunicación –de cara a las elecciones de 2012–, que se olvidó de que ahora el problema sigue siendo la crisis y cómo salir de ella. Tema que da por zanjado.

Éste es el mensaje que caló en el 74,5 por ciento de los españoles que, pese a los recientes cambios, considera que este Gobierno tampoco será capaz de dar el impulso necesario para sacar a nuestro país de la crisis. Frente a ellos, el 17,2 por ciento sí confía en el nuevo gabinete. Así se desprende de una encuesta realizada por NC Report para LA RAZÓN, en la que, además, queda patente la decepción de los ciudadanos con el cambio de ministros: el 57,4 de la población ve desacertados los nombramientos y sólo tres de cada diez apoyan la decisión del presidente del Gobierno.

Y es que, en su afán por recuperar el voto de la izquierda, que le dio la espalda por su política económica y sus recortes sociales, Zapatero se ha centrado más en la imagen que en el contenido. Prueba de ello es que no ha tenido reparo alguno en fiar su futuro a uno de los pesos pesados del Ejecutivo. Zapatero ha vuelto a recurrir a Alfredo Pérez Rubalcaba en uno de los momentos más delicados para el Gobierno, como ya hiciera en su momento Felipe González.


Hecho histórico
Es la nueva imagen del Ejecutivo y aglutina tanto poder que sólo Zapatero se sitúa por encima. Es más, por primera vez en la Democracia un político acumula los cargos de vicepresidente primero, ministro del Interior y portavoz del Gobierno. Sin duda, es la apuesta fuerte del presidente del Gobierno, pero su repercusión en la sociedad no parece haber tenido el efecto deseado.

Los españoles se muestran divididos. Cierto es que el 43,2 de los españoles ve con buenos ojos el refuerzo del papel del ministro Rubalcaba, pero otro 37,8 por ciento desaprueba su gestión y considera que ha adquirido demasiadas competencias. Frente a éstos, un 13,3 por ciento asegura no conocer, por extraño que parezca, al que durante los últimos años ha sido el ministro del Interior. El resto, un 5,7 por ciento dice no poder valorar su valía.

Pero su poder va más allá del Ejecutivo, ya que Rubalcaba es un peso pesado también dentro del PSOE. Miembro de la Ejecutiva Federal nunca ha dejado de lado los asuntos internos del partido. Y para muestra sólo hay que echar un vistazo atrás. Su implicación en las primarias de Madrid, su valoración en las encuestas, su presencia en el conflicto con Marruecos, sus movimientos... evidencian no sólo su poder dentro del PSOE sino sus aspiraciones.

En él recae ahora la presión de recuperar a ese electorado de la izquierda que abandonó al Gobierno por su política económica. Y fundamental será también el papel que juege en política antiterrorista. Ya se sabe que uno de los objetivos de Zapatero es consolidar el tan codiciado final de ETA.



Ficha técnica
Empresa: NC Report.
Universo: españoles de 18 años y más.
Tamaño de la muestra: 1.000 entrevistas telefónicas.