La familia Puelles no ve la paz más cerca

La familia del policía Eduardo Puelles, asesinado por ETA hace dos años, se concentró ayer en Arrigorriaga (Vizcaya) en el lugar donde se produjo el atentado para rendirle homenaje, y rechazó que «con la legalización de Bildu estemos más cerca de la paz».

La viuda y sus dos hijos depositan unas flores en el lugar del asesinato
La viuda y sus dos hijos depositan unas flores en el lugar del asesinato

Al acto acudió el consejero de Interior del Gobierno vasco, Rodolfo Ares, quien señaló que «el mejor homenaje que se puede rendir a las víctimas es que se acabe cuanto antes con ETA». También estuvo presente la presidenta del Parlamento vasco, Arantza Quiroga, el portavoz de los socialistas vascos, José Antonio Pastor, y el líder del PP vasco, Antonio Basagoiti. La familia de la víctima lamentó que el Ayuntamiento de Arrigorriaga haya incumplido su promesa de dar el nombre de Puelles a una plaza, algo que aún no ha cumplido.