La mayoría de alemanes recortaría los derechos a los musulmanes

Un 58 por ciento de los alemanes es partidario de limitar las libertades religiosas de los musulmanes en el país, según un estudio de la Fundación Friedrich Ebert difundido durante este fin de semana

En el este del país –el territorio de la extinta República Democrática Alemana (RDA)–, los partidarios de limitar las libertades de los musulmanes alcanzan incluso un 75 por ciento.

El estudio, realizado por un equipo dirigido por Oliver Decker, tenía como objetivo determinar el potencial que pueden tener ideas de extrema derecha en Alemania y llegó, considerando seis variantes, a conclusiones que los autores mismos han calificado de preocupantes.

Así, por ejemplo, un 34,7% de los alemanes consideran que la mayoría de los musulmanes vienen a Alemania con el propósito de abusar de los sistemas sociales y un 23,6 es partidario de que se cree un partido único que represente a todo el país.

Los tres otros ámbitos en los que se procuró encontrar síntomas de un potencial ultraderechismo –las actitudes antisemitas, la defensa de un darwinismo social y la minimización de los crímenes del nazismo– arrojaron valores menos inquietantes.

Así, las actitudes antisemitas se observan en un 8,4 por ciento de la población, las ideas procedentes del darwinismo social en un 4,5 por ciento y las actitudes que tienden a minimizar los horrores del nacionalsocialismo en un 4,1 por ciento.
El sondeo llega en un momento de áspero debate sobre la relación del islam en la vida pública.

 El líder de la CSU (de tradición católica) y primer ministro bávaro, Horst Seehofer, se ha manifestado en contra de la llegada de más inmigración proveniente de círculos culturales distintos al europeo. Más comedida se muestra la canciller, Angela Merkel, cuyo partido es socio de la CSU.


Wulff: «El islam forma parte de Alemania»
- El presidente federal alemán, Christian Wulff, emprende hoy una visita a Turquía en medio de un debate sobre el islam que se ha desatado en Alemania, donde viven cerca de tres millones de turcos. El propio Wulff ha contribuido a ese debate con su afirmación, en su discurso del día de la unidad alemana, de que «el islam forma parte de Alemania» al igual que el judaísmo y el cristianismo.
- La afirmación de Wulff ha despertado simpatías en Turquía, pero en Alemania las reacciones han sido encontradas, sobre todo dentro de la CDU (el partido de la canciller Merkel) y su ala bávara, la CSU. El 72,5% de alemanes es contrario al ingreso de Turquía en la UE.