Desechos forestales servirán de combustible en edificios públicos

María Jesús Ruiz presenta la empresa de pellet de Burgos 

María Jesús Ruiz, Jiménez y los representantes de la nueva planta
María Jesús Ruiz, Jiménez y los representantes de la nueva planta

VALLADOLID- Fomentar el desarrollo rural, ofrecer energía más limpia y generar empleo y riqueza. Éste es el objetivo principal de la nueva planta RIBpellet, que se ubicará en la localidad burgalesa de Huerta del Rey, y producirá 40.000 toneladas de pellet -tipo de combustible granulado alargado a base de madera-, de primera calidad. Así lo destacó la vicepresidenta primera y consejera de Medio Ambiente, María Jesús Ruiz, en la presentación del proyecto, en Valladolid, y anunció que este tipo de materia prima se utilizará en los edificios públicos de la Junta, no sólo los administrativos, sino también en colegios y centros de salud, del mismo modo se convertirá en el combustible de la Ciudad del Medio Ambiente de Soria, a través de los cuales se generará calor y agua caliente. El proyecto, que contará con una inversión de 15,8 millones de euros, permitirá la creación de unos 130 puestos de trabajo.
María Jesús Ruiz explicó que el apoyo de la Junta en la iniciativa consiste en la entrada de la Sociedad Pública de Medio Ambiente (Somacyl) en el capital social de la firma con el 25 por ciento. El proyecto lo completan Ribsa, fabricante de bobinas de madera y que está en permanente contacto con aserraderos y madereros; Servitec Medioambiente S.L., dedicada a los servicios forestales; e Integración de Actividades Energéticas S.L., especialista en implantación de instalaciones de cogeneración.

Respaldo al medio rural
La vicepresidenta, al respecto, señaló que «el hecho de que todas las empresas sean de Castilla y León, potenciará el medio rural de nuestra Comunidad, con lo que saldremos todos ganando».
Y es que, según declaró otro objetivo es ofrecer una energía «más limpia, barata, y menos contaminante» en las comunidades de vecinos y en las empresas.
Por su parte, el presidente de RIBpellet, Arturo Rica, afirmó que otra de las prioridades de esta inicativa es alcanzar los niveles de utilización del pellet en Europa, que se sitúan en el 50 por ciento de las calderas, mientras que en «España está muy por debajo». En este sentido, María Jesús Ruiz aseguró que la «demanda es muy alta» y necesitábamos materia de primera calidad.