Ejemplo de discreción por Cecilia García

La Razón
La RazónLa Razón

En las distancias cortas, Pedro Morenés tiene la planta del hombre que no se da importancia a pesar de ocupar un puesto importante, de máxima responsabilidad, tan sensible como el Ministerio de Defensa. Extremadamente afable y puntual, con un porte egregio y midiendo sus palabras, es un ejemplo de discreción, aunque habla clarito, para que le entienda todo el mundo. Morenés estuvo arropado por otro ministro, Jorge Fernández Díaz, de Interior, que también sabe gestionar sus silencios en la seguridad de que la economía de palabras, que no significa que no sean firmes, es lo que procede cuando se lleva una cartera con tanto peso específico en el Gobierno. Otro político que también se distingue por su cautela es el presidente del Consejo de Estado, José Manuel Romay Beccaría, que visitó la casa de LA RAZÓN para escuchar a un Morenés sensato y prudente.

En pocas oportunidades se ha visto a Alfonso Ussía presentar a una personalidad política de forma tan solemne. Si habitualmente acompaña su introducción con sus dosis de humor, ayer el escritor y columnista habló desde el sentimiento. Fueron las suyas las mejores palabras de la tarde para los militares, de los que destacó su «decencia» en cualquier circunstancia y su capacidad de sacrificio. Y lo hizo mirando a los ojos fijamente a un auditorio en el que destacaban los numerosos uniformes y la marcialidad serena de los miembros de los Ejércitos de Tierra, de Aire y de Marina, tan poco ufanos como el titular de Defensa. Eso sí, sus gestos delataban los largos años de disciplina, la sobriedad en los movimientos y la interiorización de una forma de ser y estar en la vida. Las conversaciones entre ellos estaban monopolizadas por el desfile de las Fuerzas Armadas del próximo 12 de octubre, más austero en consonancia con la situación económica del país, que escenifica, y así lo afirmaron algunos de los asistentes, el apoyo y la solidaridad de los españoles a su labor. «Siempre es un honor ver las calles de cualquier ciudad de España llenas de personas para acompañar a las Fuerzas Armadas», comentó en voz baja uno de ellos.

Las palabras de Morenés no dejaron indiferente a la portavoz de Defensa del Grupo Popular en el Congreso, Beatriz Rodríguez-Salmones, ni al diputado Miguel Ángel Cortés Martín, así como al presidente de la compañía aeronáutica, ITP/Atecma, Ricardo Martí Fluxá.

Entre los invitados estaba importantes representantes de los medios de comunicación como el Vicepresidente de Antena 3, Maurizio Carlotti, el consejero delegado de la cadena de Planeta, Silvio González, y el director general de la División de Televisión del Grupo Antena 3, Javier Bardají, que mantuvo una animada conversación con el presidente de la agencia EFE, José Antonio Vera.