Una mujer con «estrella»

No es casualidad que a Esperanza Aguirre se la compare con Margaret Thatcher.

2005: Junto a Rajoy, sobrevivió a un accidente de helicóptero, del que salió intacta. 2008 Tuvo que huir por las cocinas del hotel de Bombay tras una cadena de atentados
2005: Junto a Rajoy, sobrevivió a un accidente de helicóptero, del que salió intacta. 2008 Tuvo que huir por las cocinas del hotel de Bombay tras una cadena de atentados

MADRID- Además de la fortaleza, determinación y patriotismo que comparte con la «dama de hierro», a las dos las acompaña la buena suerte. La premier británica sobrevivió en 1984 a un atentado del IRA que destrozó su hotel, y la presidenta madrileña tuvo que huir a través de las cocinas del hotel de Bombay donde se iniciaron una cadena de atentados en los que fallecieron más de un centenar de personas. Nada más aterrizar en Barajas, y sin pasar por su casa, compareció ante los medios con una sonrisa y con los calcetines del avión puestos, como único detalle de la «odisea India». Aquello fue en noviembre de 2008, pero hacía ya tres años que la presidenta había puesto a prueba su «baraka». En 2005, junto a Rajoy, sobrevivió a un accidente de helicóptero. Cayeron desde varios metros de altura cuando sobrevolaban la plaza de toros de Móstoles. El presidente del PP se fracturó un dedo y Aguirre salió intacta. Acudió a todos los actos programados en su agenda y a las diez de la noche volvió a casa con una única señal del accidente, de nuevo sus zapatos: un tacón roto. Aguirre es algo supersticiosa, quizás por eso suele llevar las estrellas de la Comunidad de Madrid encima, en la ropa, pendientes, broches o collares. Esta vez el destino ha vuelto a ponerle a prueba, pero tiene un imán para salir indemne de las situaciones más extremas. Y es que ante todo es una «todoterreno». Es una de las políticas con la agenda más apretada, duerme cuatro horas diarias, hace ejercicios físicos cada día y además tiene tiempo para vestir a la moda. Eso sí, de Zara.