El Ayuntamiento de Barcelona suprime «el equivalente a una paga extra»

La Razón
La RazónLa Razón

BARCELONA- El Ayuntamiento de Barcelona se sumó ayer a la oleada de recortes salariales en las administraciones catalanas. Los portavoces de los grupos municipales acordaron ayer por unanimidad suprimir la paga extra de Navidad. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, anunció la misma medida la semana pasada en sede parlamentaria ante las fuertes críticas por una nueva oleada de recortes presupuestarios.

Así, unas ocho personas se quedarán sin paga de Navidad este año. La decisión vincula concretamente a 41 concejales y unos cuarenta altos cargos entre los que están la delegada de Salud, comisionados y gerentes. El dinero que se ahorre reduciendo de las nóminas, «el equivalente a una paga extra», se destinará a «finalidades sociales».

En las próximas semanas se debatirá en el seno del Ayuntamiento cómo se retirará el montante a propuesta del gobierno municipal, aunque fuentes consistoriales explicaron a Efe que «no será de golpe».

Asimismo, y dados los antecedentes de la iniciativa, los portavoces instaron a las asociaciones municipalistas -la federación de municipios de Cataluña y la asociación catalana de municipios- a que promuevan al resto de localidades catalanas y a las diputaciones el mismo recorte.


No es la primera rebaja
- El Consistorio barcelonés ya ha llevado cabo medidas de ahorro, como rebajar el sueldo a los altos cargos un 23 por ciento y un 20 por ciento a la plantilla eventual.
- El PP propuso suprimir la paga de Navidad, la medida que ayer aprobaron los portavoces municipales.