López respalda la Universidad pública y denuncia la privatización de servicios

El secretario autonómico del PSOE, Óscar López, defendió la Universidad pública y denunció la «privatización encubierta» de los servicios públicos que, a su juicio, está llevando a cabo la Junta de Castilla y León.

López, quien mantuvo un encuentro junto con el candidato socialista a la Alcaldía de Salamanca, Enrique Cabero, con representantes de la Universidad de esa ciudad (USAL), para explicar el proyecto de creación de la Universidad Internacional de Castilla y León (Unicyl), de carácter privado y con sede en Burgos, aprobado la pasada semana en las Cortes regionales.

El proyecto, argumentó López, no sólo cuenta con el rechazo del PSOE, sino también con el de los rectores universitarios de la Comunidad, el Consejo Económico y Social y el de los ciudadanos. Por este motivo, criticó que la Junta de Castilla y León aplique, «una vez más», su «rodillo parlamentario», sin escuchar a los ciudadanos.

López recordó que su grupo parlamentario solicitó desde hace años la creación de este campus virtual, una iniciativa que «rechazo» reiteradamente por el Partido Popular y que, añadió, «ahora se entiende el porqué».

En su opinión, «es hora de defender lo público» y por este motivo reiteró que el PSOE continuará con su «firme» rechazo a este proyecto de ley, así como avanzó que defenderá que «se haga lo mismo desde lo público», informa la Agencia Ical.

Prueba de fuego

El secretario autonómico del PSOE recalcó además que la defensa de los intereses de Salamanca pasan por mostrar el rechazo a esta iniciativa, por lo que, a su juicio, ésta puede ser la «prueba de fuego» para el candidato del PP a la alcaldía de la ciudad del Tormes, Alfonso Fernández Mañueco.

López citó las declaraciones de Fernández Mañueco durante su presentación oficial como candidato y recordó que aseguró que defendería los intereses de la ciudad, e incluso que llevaría la contraria a la Junta si fuera necesario. Por último, el candidato socialista a la Alcaldía salmantina, Enrique Cabero, mostró su rechazo a esta iniciativa con el argumento de que el sistema educativo de la Comunidad no necesita esta universidad. A su juicio, «no es razonable» porque ya se genera una enseñanza semipresencial o a distancia por parte de las instituciones académicas de la región. Criticó los efectos «negativos» de su denominación.