Detenida por agredir a un policía con un consolador

Una mujer estadounidense ha sido detenida por agredir a un policía. Pero la noticia no está en la agresión en sí, sino en el arma empleada: un consolador.

Detenida por agredir a un policía con un consolador
Detenida por agredir a un policía con un consolador

La denuncia especificaba que la agresión se había producido con un "objeto duro destinado a dar placer femenino", según el jefe de Policía, Jay Patrick. La agresora, Carolee Bildsten, de Illinois, 56 años, había salido a la carrera de un restaurante de la localidad sin pagar la cuenta.

Tras ser denunciada por el dueño del local, un agente de policía le dio el alto en la calle para reclamarle el dinero, y ésta le convenció para llevarle a su domicilio y allí buscar el dinero que debía. Una vez allí, las cosas se torcieron. La mujer no sólo se negó a pagar la cuenta, sino que amenazó, primero, y agredió, después al policía con el juguete sexual.

"Entró en su habitación porque dijo que tenía allí el dinero. Cuando sacó su mano del cajón llevaba un dispositivo rígido para dar placer femenino", se recoge en la denuncia.

Bildsten fue detenida no sólo por los cargos de robo, sino también por un atentado contra la autoridad.