Europa

Mallorca: Los problemas económicos y Laudrup marcan una nueva etapa

La Razón
La RazónLa Razón

El Mallorca era, a estas alturas del pasado verano, un firme candidato al descenso porque los problemas sociales parecían empujar al equipo hacia el abismo. Sin fichajes, daba la impresión de que no había op- ciones de seguir peleando en la Liga BBVA, pero Gregorio Manzano se sacó de la chistera un conejo con el que nadie contaba y el equipo balear realizó una temporada excepcional.
Ahora ya no está el técnico jienense, harto de pelear contra viento y marea. Han llegado nuevos propietarios al club y también un nuevo entrenador, Michael Laudrup, pero el Mallorca sigue siendo un equipo con problemas económicos y está por ver si en la próxima campaña seguirá peleando por arriba o por abajo.
Ha vendido a Aduriz, que ha sido su salvavidas gracias a sus goles en las últimas campañas, pero no ha podido encontrarle un recambio de garantías porque su maltrecha economía no se lo permite. La UEFA le ha impedido jugar en Europa por las deudas que acumula y por estar inmerso en un proceso concursal con unos administradores que tampoco dan el visto bueno a realizar fichajes. Así pues, ha tenido que conformarse con adquisiciones modestas como Cendrós, N'Sue y De Guzmán, tres jugadores que no cambiarán la cara del equipo con respecto a la pasada campaña. Tendrá que hacer encajes de bolillos Laudrup para que la isla siga disfrutando con su Mallorca en la élite del fútbol español.