James Bond pierde su soltería

Durante el rodaje de «Dream House», Rachel Weisz confesó que no le importaría unirse a la saga del agente secreto más popular: «Daniel Craig y yo nos llevamos realmente bien, no he tenido ninguna oferta para ser chica Bond, pero si me lo piden, lo haré».

Craig y Weisz, el pasado 19 de mayo, en París

Parece que la protagonista de «Ágora» no necesitó ningún guión para seducir al agente 007 y casarse con él. Los británicos Daniel Craig y Rachel Weisz contrajeron matrimonio en secreto el pasado miércoles 22 en Nueva York, según confirmó el representante del actor, Robin Baun. A la boda tan sólo asistieron cuatro invitados: la hija de Daniel, Ella, el de Rachel, Henry, así como,y dos amigos. Según un allegado de los recién casados en declaraciones a la publicación «The News Of The World», la pareja insistió «en tener una boda pequeña y tranquila. Están tan enamorados que no podían esperar para ser marido y mujer». El último James Bond y la protagonista de «El jardinero fiel» ya se conocían desde hace años, pero fue en noviembre pasado cuando se les relacionó por primera vez, aunque entonces lo negaron rotundamente.

La confirmación de que eran pareja llegó cuando se les pudo ver cogidos de la mano y dando un romántico paseo el día de Navidad. Parece que fue durante el rodaje en Toronto de la película de terror que ambos protagonizan, «Dream House», cuando surgió el amor. Casualmente, Craig, de 43 años, y Weisz, de 41, encarnan a un matrimonio en la cinta.Después de eso, y a pesar de que intentaron pasar desapercibidos para la Prensa, fueron numerosas las escapadas románticas captadas por las cámaras: a Londres en marzo, donde ambos compraron juntos en una tienda de Louis Vuitton, y a París, el pasado mayo. En la ciudad del amor se dejaron ver muy acaramelados.

Desliz con Sienna Miller
La verdadera sorpresa es que el actor parecía haber encontrado cierta estabilidad con su anterior pareja, la productora Satsuki Mitchell, de 29 años, con la que incluso estuvo prometido. Su vida amorosa ha sido movida desde que se divorció de Fiona Loudon en 1994, madre de su hija de 18 años. Conocidas son sus relaciones con Kate Moss o Heike Makatsch, que fue su pareja durante 8 años. Craig, que también tuvo un desliz con Sienna Miller, volvió a la soltería y encontró a una Rachel que estaba sola tras separarse hacía pocos meses del padre de su hijo de 5 años, Darren Aronofsky, director de «Réquiem por un sueño», con quien mantuvo una relación de casi una década. Profesionalmente, Craig tiene asimismo motivos para estar feliz. Así, encarnará una vez más a James Bond en su entrega número 23, dirigida por Sam Mendes, que se podría estrenar en EE UU en octubre de 2012. Y está pendiente de estreno la versión de «The Girl With The Dragon Tattoo», próxima entrega de la trilogía de Stieg Larsson, dirigida por David Fincher.