La protesta del PP a pie de calle

Desde hace más de un mes, el Partido Popular no tiene un espacio para llevar a cabo su labor como principal grupo de la oposición en Parla. Por ello, ayer cumplieron su segundo día consecutivo literalmente en la calle, sin despacho y en unas condiciones muy precarias.

Los populares de Parla atienden desde ayer a los ciudadanos en las puertas del Consistorio, ya que el alcalde no les ha dado aún un despacho
Los populares de Parla atienden desde ayer a los ciudadanos en las puertas del Consistorio, ya que el alcalde no les ha dado aún un despacho

Los populares instalaron el jueves pasado algunas mesas y sillas de plástico para trabajar y atender a los vecinos que piden su asesoramiento. Junto a unos portátiles personales, alguna papelera y un extintor, improvisaron un despacho que cumple la normativa contra incendios. Ayer, les visitó el secretario ejecutivo territorial del PP en Madrid, Borja Sarasola, para respaldarles, y pidió al alcalde socialista y a Tomás Gómez que tomen medidas «de inmediato». De lo contrario, el Partido Popular tomará las medidas oportunas y aseguró que «si tenemos que llegar a los tribunales, llegaremos». La solidaridad de los vecinos de Parla fue abrumadora, ya que según fuentes populares se acercó un centenar de personas. «Algunos vecinos se acercaron a las instalaciones del Ayuntamiento para asesorarse y a hablar con nosotros, pero no nos encontraron porque les dijeron que no teníamos despacho». Esta grave situación se ha trasladado en dos ocasiones al pleno ordinario del Ayuntamiento mediante el portavoz popular. Sin embargo, los socialistas han hecho oídos sordos a sus peticiones y les dan largas para enseñarles su espacio de trabajo. IU, que forma parte de la coalición con el PSOE, se acercó en varias ocasiones a los concejales instalados en los soportales del Ayuntamiento preguntándoles por su situación, ya que el alcalde les dijo que estaban arreglando un espacio para ellos. «Hemos tenido que montar este circo para poder enterarnos de algo», comentaron. Los 11 concejales reiteran que el único conocimiento que tienen es gracias a IU y a los medios de comunicación. Por parte del Consistorio, aseguraron que les concedieron un local, pero que está todavía en proceso de acondicionamiento. Según fuentes populares, ayer el equipo de Gobierno, dirigido por José María Fraile, hizo un paripé ante los medios de comunicación para poder mostrar un local vacío, en teoría, para los 11 ediles del PP. «Han desalojado rápido y corriendo un espacio para enseñarlo a las cámaras de televisión», dijeron testigos de la escena. Los concejales regresarán el próximo lunes a las 09:00 horas y permanecerán cada día en la puerta del Ayuntamiento hasta que se solucione su problema. Por su parte, el único concejal de UPyD en Parla, Juan Carlos Machuca, plantea unirse a la original protesta de los populares, porque el edil está en la misma situación, aunque no lo había reclamado antes debido a su baja por enfermedad.

Un error detrás de otro
El municipio madrileño no vive su mejor temporada. Esta misma semana, este diario hizo pública la deuda que el equipo de Gobierno tiene con la adjudicataria del Tranvía Parla, unos 29 millones. Como consecuencia, los trabajadores llevaban dos mensualidades sin cobrar sus sueldos. Ahora, sale a la luz un posible ERE que afectará a 120 trabajadores del Ayuntamiento.