Actualidad

CRÍTICA DE CINE / «The way»: Camino de perfección

Dirección y guión: Emilio Estevez. Intérpretes: Martin Sheen, Deborah Kara Unger y Joaquim de Almeida. EE UU/España, 10. Duración: 96 min. Drama. 

Una llamada de teléfono desde la otra punta del mundo puede cambiar una vida. O acabar con ella. Cuando a Tom Avery (contenido y sobrio Martin Sheen), un reputado oftalmólogo viudo de California, alguien desde Francia le dice que su hijo ha muerto durante un temporal en los Pirineos, Tom, que mantuvo siempre con él una relación extraña, con eco,viaja a ese país para repatriar el cadáver. Allí se entera de que estaba a punto de comenzar el Camino de Santiago, y allí decide también , todavía perplejo, que lo hará en homenaje al joven. En el mismo conoce a un puñado de personajes movidos por razones muy distintas para convertirse en peregrinos.

Historia espiritual de redención, «road movie» sin automóvil alérgica a la sensiblería desmadrada, posee sin embargo un interés fluctuante; Estevez maneja demasiados personajes, demasiadas pequeñas anécdotas (la de la familia gitana de Burgos tiene tomate) que en ocasiones empañan o nublan el interés de la general. En el fondo, la cinta sólo habla de un padre que consigue estar cerca de su único niño cuando ya no está. Mucho de alrededor sobraba.
 

Publicidad