Huele a vacaciones

La Razón
La RazónLa Razón

Ayer acabó el Debate sobre el Estado de la Nación con la aprobación de esas iniciativas que, como todos los años, terminan por no aplicarse. En el ambiente huele a elecciones anticipadas y también a la despedida de Zapatero. Asimismo hay aroma a vacaciones. Los estudiantes han comenzado hace unos días su periodo de asueto y mañana lo harán una parte de los trabajadores, que cada vez somos menos, porque los parados han aumentado. De ahí que en este comienzo de vacaciones las principales preocupaciones sean justamente las cuestiones económicas y el paro. El curso ha sido duro, pero tal y como están las cosas, el próximo promete serlo más. La situación en España es difícil y complicada y por eso una parte significativa de los ciudadanos no entiende las reticencias del presidente del Gobierno en anticipar las elecciones. Si éstas se celebrasen en marzo del año próximo, que es cuando toca, mientras se constituyen las Cortes y se forma el Gobierno, estaríamos hablando de mayo y de otro curso perdido en la práctica. Si, por el contrario, la convocatoria es a finales de septiembre o principios de octubre, el nuevo Gobierno podría estar operativo en diciembre como muy tarde. Se ganaría casi un semestre, justo en estos momentos en los que el tiempo es oro. Por otro lado, no hay que perder de vista lo que sucede durante estas jornadas en Grecia, porque lo que pasa allí tiene sus repercusiones aquí. Mientras tanto, la Comisión Europea presentó ayer sus propuestas sobre las Perspectivas Financieras para el periodo 2014-20. Incluye ajuste de cinturón, salvo para ellos, es decir, para los que trabajan en las instituciones comunitarias. Una prueba más de que viven en su burbuja fuera de la realidad.