El dueño de Mango tomará las riendas de la Empresa Familiar el próximo octubre

Simón Pedro Barceló dejará la presidencia tras dos años de mandato 

Isak Andic Ermay preside Mango
Isak Andic Ermay preside Mango

La XXVII Asamblea de Socios del Instituto de la Empresa Familiar (IEF) ratificó ayer la propuesta elevada por la Junta Directiva para el nombramiento de Isak Andic, presidente ejecutivo de la multinancional Mango, como próximo presidente del IEF. Andic, que ya ocupaba la vicepresidencia del IEF, tomará posesión del nuevo cargo en el Congreso de la Empresa Familiar que se celebrará en Santander en el mes de octubre, momento en el que dejará su puesto el actual presidente, Simón Pedro Barceló, según informó ayer el IEF. Los socios del IEF aprobaron, además, la incorporación a la Junta Directiva de Juan March de la Lastra y Antonio Esteve como vocales. Isak Andic Ermay, empresario textil español fundador y accionista mayoritario de la cadena de moda Mango, nació en Turquía en el seno de una familia judía de origen sefardí. Cuando tenía 14 años su familia se afincó en Cataluña donde de forma temprana comenzó a desarrollar una capacidad innata para el comercio. A los 17 años vendía ropa y calzado por los mercadillos, más tarde abrió varias tiendas de ropa vaquera e hizo incursiones en la moda de temporada hasta consolidar el grupo textil Mango, informa Efe. Con un patrimonio estimado en 1.600 millones de dólares, Isak Andic entró en 2003 a formar parte de la lista de multimillonarios elaborada por la revista estadounidense Forbes en el puesto 356.Andic sustituirá a Simón Pedro Barceló, presidente del IEF desde 2008. Tras su paso por la política, en la que fue senador por Mallorca entre los años 1989 y 1993, se incorpora al grupo familiar Barceló, ocupando la vicepresidencia de las Divisiones de Viajes y Diversificación. Hasta el año 2000, pasó a ocupar la vicepresidencia de Barceló Empresas para Europa y USA. En la actualidad es copresidente del Consejo de Administración del grupo de empresas propiedad de su familia.Con Barceló al frente, la Empresa Familiar ha siempre considerado, que en el seno de la reforma laboral, se debe primar una reducción de los costes laborales y condicionar los incrementos salariales a la productividad.