ANÁLISIS: Hacia dónde camina China por Michal Meidan

l Xi Jinping ha tomado las riendas del gigante asiático para la próxima década. ¿Qué se puede esperar de él?
–La experiencia de Xi Jinping como «principito» indica que será un líder más preocupado por el crecimiento económico y con una mentalidad más empresarial. Dicho esto, hay que tener en cuenta que su «número dos», Li Keqiang, ha exhibido una mayor preocupación por el desarrollo social y por restablecer los desequilibrios. Lo que funcionará de contrapeso.
l ¿Cuál es la visión de Xi del mundo?
–Es difícil conocer cómo Xi Jinping ve el mundo. Proviene de la élite del Partido Comunista, ha trabajado sobre todo en las provincias más vibrantes y ha impulsado el sector privado a lo largo de su carrera. Ha exhibido un perfil nacionalista pero preocupado por dar una imagen positiva en China y en EE UU. El gran reto de Xi será manejar y mantener el control sobre las distintas sensibilidades políticas. Tendrá que trabajar con los protegidos de Jiang Zemin y negociar con la influencia de Hu Jintao en el Ejército. Hasta dentro de dos años no se pondrán en marcha políticas más definidas.
l ¿Qué lectura hace del nuevo Politburó?
–La confirmación del dúo Xi- Li refuerza la idea de que la prioridad será disminuir la brecha social. Ante el hecho de que el reformista Wang Qishan se haya quedado en la sexta posición (una clara degradación) y a cargo de la cartera de Corrupción y no de Economía, no se pueden esperar grandes cambios en esta materia. Sí un interés mayor en acabar con los abusos de poder.