Europa

La chapuza de oro

La fusión del FIFA World Player (elección de capitanes y seleccionadores) y el Balón de Oro (originario de la revista «France Football» y otorgado por los votos de sus corresponsales en su origen a jugadores europeos y que jugaban en Europa) en FIFA Balón de Oro no ha satisfecho a casi nadie.

Guardiola fue el que tuvo la «papeleta» de mostrar cuál de su tres pupilos era el ganador del Balón de Oro
Guardiola fue el que tuvo la «papeleta» de mostrar cuál de su tres pupilos era el ganador del Balón de Oro

Aunque sea porque los criterios valorados, que deben tener claros los votantes (distintas puntuaciones según las competiciones, peso mundialista, calidad futbolística individual... ¿qué prima?), no los tiene ni Cristiano Ronaldo, como él mismo reconoció todavía con el desconcierto en el cuerpo en el vuelo de regreso a Madrid. El portugués, por ejemplo, a tenor de los méritos deportivos del año natural 2010, votó por este orden: Xavi, Casillas y Sneijder.

De hecho, el más conmocionado por las lagunas del nuevo premio es el presidente de la UEFA, Michel Platini, poseedor de tres galardones del viejo Balón de Oro (1983, 84 y 85), y está decidido a crear el premio Balón UEFA para el mejor jugador de Europa, siguiendo el espíritu de aquel del Balón de Oro de «France Football».

Salvando la calidad de Messi, que todo el mundo pone a resguardo, el asombro por la concesión del Balón de Oro al argentino, en detrimento de Xavi e Iniesta, los máximos favoritos en año mundialista, fue una reacción extensible más allá de las fronteras españolas. De hecho, la Prensa italiana, que ya tuvo que digerir que Sneijder –tricampeón a las órdenes de Mourinho y finalista mundialista– quedara fuera de la terna de nominados, fue la más expresiva en el estupor causado. Opina que Xavi e Iniesta fueron «ninguneados». Tanto los periódicos generalistas como los deportivos consideraron «injusto» que el ganador de esta temporada sea Messi, ya que creen que 2010 ha sido «el año más decepcionante» del jugador, aunque reconocen que es «un fenómeno». «Messi? Nooo!» es el titular de la portada de «La Gazzetta dello Sport».

Ya en frío, aquí en España, la resignación fue haciendo poso. Del Bosque aseguró que no se sintió «mal». «No jugábamos un partido en el que pudieras perder o ganar; todos estábamos ahí por ser ganadores», aseguró ayer en la presentación de los premios Laureus, para los que Iniesta y la Selección están nominados. Pueden ayudar a resarcirse. También Juan Mata se unió a la sensación casi unánime de que «lo ganaría un español, era un buen momento».

Otro pero a la gala lo pone Mourinho. No le gustó que le presentaran como técnico del Madrid y no del Inter, pues fue en el club italiano donde cosechó los éxitos para el galardón.