El 73% de los trabajadores no irá a la huelga

El 62% cree que los sindicatos han perdido influencia en la sociedad.

Asamblea de trabajadores del metro de Madrid
Asamblea de trabajadores del metro de Madrid

Los trabajadores españoles dan la espalda a los sindicatos y tienen decidido, a pesar de la situación económica y la pésima gestión del Gobierno socialista, no secundar la huelga general que han convocado los sindicatos UGT y CC OO para el próximo 29 de septiembre.Según la encuesta realizada por NC Report para LA RAZÓN, el 73,3% de los trabajadores españoles acudirá a su puesto de trabajo el día fijado para la protesta, mientras que sólo un 17,8% tiene decidido ahora ir a la huelga. Los jóvenes se muestran más partidarios de la convocatoria en sí, puesto que el 46,3% de los menores de 30 años encuestados dicen estar de acuerdo, aunque luego el 61% anuncie que el 29-S irá a su puesto de trabajo.En el caso de los mayores de 30 años, el 71,4% de los trabajadores de entre 30 y 44 años no irá a la huelga, porcentaje que se amplía hasta el 75% y el 85% en el caso de los encuestados de entre 45 y 64 años y los mayores de 65, respectivamente.Y es que el precedente no es muy halagüeño para las centrales sindicales. Según los datos de la encuesta, el 70,2% de los españoles considera que la jornada de paro convocada por los sindicatos en la administración pública, el pasado 8 de junio, fue un «fracaso», mientras que sólo un 9,1% dice tajantemente que fue un «éxito».Al margen del escaso peso de Comisiones Obreras y UGT en la función pública, lo cierto es que el «chalaneo» que han mantenido Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo en los dos últimos años con el Gobierno no contribuye a aumentar su credibilidad, más bien al contrario.De este modo, el 62% de los trabajadores consultados está convencido de que los sindicatos han perdido influencia en la sociedad española, frente a un 32% que defiende la credibilidad de las centrales.Respecto a la reforma laboral impulsada por el Gobierno, los encuestados, sin entrar en los detalles del decreto que abarata el despido aprobado el miércoles, ponen de manifiesto la necesidad de modificar el mercado de trabajo para generar más empleo y contribuir a la salida de la crisis económica.De este modo, el 58% de los encuestados cree que España necesita esta reforma laboral, porque, para el 54%, nos ayudará a la recuperación. Sin embargo, los jóvenes, en situación laboral más desfavorable, creen que traerá más paro y que no servirá para salir antes de la crisis.