Las Comunidades afrontan vencimientos de deuda hasta final de año por 8352 millones

Las comunidades autónomas tienen que afrontar hasta final de año vencimientos de deuda por importe de 8.352 millones de euros, en un momento en el que las condiciones del mercado no aconsejan la emisión de títulos públicos y sin que haya una fecha cierta para la puesta en marcha de los "hispabonos".

 Según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la mayoría de los vencimientos -sin incluir préstamos bancarios ni pagos pendientes a proveedores- corresponden a Cataluña (3.160,4 millones), Comunidad Valenciana (1.903,1 millones) y Andalucía (1.219 millones).

La dureza del mercado se ha puesto especialmente de manifiesto en el caso de la Comunidad Valenciana que hizo saltar las alarmas a principios de mayo al verse obligada a pagar una rentabilidad del 7% por una emisión de bonos a seis meses, más de dos puntos por encima de lo que está pagando Grecia por sus "bonos basura".

Esta comunidad afronta su siguiente vencimiento de casi 473 millones el próximo 27 de mayo, si bien en este caso lo cubrirá con líneas de crédito del Instituto de Crédito Oficial (ICO).

También a comienzos de este mes la Generalitat catalana se veía obligada a ofrecer el 4,5 % por el bono a un año, más barato de lo que le cuesta financiarse a la comunidad vecina, pero casi un punto y medio por encima de lo que está pagando el Tesoro Público español por sus emisiones al mismo plazo.

Comunidad Valenciana y Cataluña son las que más esperanzas tienen depositadas en los llamados "hispabonos", instrumento que permitiría a las autonomías emitir deuda de forma conjunta a través del Estado, aunque el Gobierno aún no ha decidido cuándo se pondrá en marcha.

Andalucía es la tercera comunidad con más vencimientos este año, -el 30 de mayo tiene uno por 350 millones-, y ha llegado a pagar el 5 % por el bono a un año en la última emisión que realizó en marzo.

Le sigue la Comunidad de Madrid, con vencimientos por 814,5 millones en julio y 170 millones en octubre que asegura tener cubiertos, que se está financiando en el mercado de deuda a un interés del 4,75 % a tres años.

A Murcia, Canarias y Baleares conseguir liquidez en los mercados les está costando lo mismo, alrededor del 5 % de interés a un año, en tanto que Galicia y Aragón están pagando entre el 4,8 % y el 4,9 % por los bonos a tres años.

A Castilla-La Mancha le cuesta más, el 5,6 % a tres años, mientras que Navarra es la que menos paga, el 3,6 % a tres años.

El Gobierno castellanomanchego sólo tendrá que afrontar el pago de 50 millones en octubre, después de que a principios de año consiguiera refinanciar más de 300 millones con el Banco Santander.

El País Vasco no tiene bonos que cumplan hasta 2014, aunque el gobierno vasco informa de que tiene vencimientos de deuda y préstamos bancarios pendientes de 2011 por importe de casi 175 millones.

Extremadura, que apenas recurre a los mercados a financiarse, no tiene deuda que le cumpla hasta 2016, aunque sí tendrá que devolver este año préstamos bancarios por importe de 138,4 millones.

A Castilla y León no le esperan más pagos en 2012 después de uno de 50 millones que venció en abril y tras realizar en el primer trimestre varias emisiones de deuda a dos y tres años con intereses de hasta el 4,5 %.

Asturias, Cantabria y La Rioja no han acudido a los mercados a financiarse, aunque sí cuentan con préstamos bancarios, que el caso de la comunidad cántabra suponen el vencimiento de casi 54 millones este año.

La siguiente tabla refleja en millones de euros los vencimientos de deuda (bonos y pagarés) de las comunidades autónomas en 2012, según los registros de la CNMV.