Muere un destacado magnate tras estrellarse su avión en Congo

La nave fletada por la compañía australiana Sundance Resources y que desapareció el pasado sábado con nueve personas a bordo, incluido el magnate Ken Talbot, fue hallada ayer por las autoridades de Camerún. 

Al momento de la tragedia, Talbot realizaba junto a otros cinco funcionarios una visita a las explotaciones de la minera en África
Al momento de la tragedia, Talbot realizaba junto a otros cinco funcionarios una visita a las explotaciones de la minera en África

Las autoridades de Camerún informaron ayer que se encontraron en el vecino Congo los restos del avión en el que viajaba el magnate minero Ken Talbot, uno de los hombres más ricos de Australia, junto a otros cinco ejecutivos de su compañía, dos franceses y dos británicos.

Durante una conferencia de prensa, el ministro camerunés de Comunicación, Issa Bakary, aseguró que no se hallaron sobrevivientes. Las autoridades de Congo y Camerún emprendieron una operación conjunta para tratar de encontrar el avión que había sido alquilado por la compañía minera australiana Sundance Resources. Según informó la empresa en un comunicado, el grupo partió de Yaoundé, la capital camerunesa, el sábado para visitar unas minas de hierro en Yangadou, en el Congo, pero no llegó a su destino y desde entonces no se tuvo noticias de sus ocupantes.

Por ello, la compañía coordinó la búsqueda del avión desaparecido con las autoridades de Camerún, Congo y la vecina Gabón. Entre los pasajeros se encontraban además del multimillonario Talbot, que era director no ejecutivo de la minera australiana, el presidente de la compañía, Goeff Wedlock; su director gerente, Don Lewis; el secretario John Carr-Gregg y otros dos directores no ejecutivos, John Jones y Craig Oliver.

Según las autoridades camerunesas, cinco de los ocupantes eran australianos, dos franceses, dos británicos y uno estadounidens

Talbot, uno de los hombres más ricos de Australia, es director de Sundance Resources, que está intentando desarrollar una gran mina de mineral de hierro en Camerún, y su propia compañía, Talbot Group, posee un gran volumen de acciones.

La desaparición produjo una conmoción nacional en Australia. En declaraciones a la Prensa, el primer ministro de Australia, el laborista Kevin Rudd, prometió ayer que se buscará hasta «el último rincón» para localizar el avión fletado por la compañía minera australiana. «Estamos muy preocupados (...) Todos nuestros recursos diplomáticos y consulares están movilizados. Buscaremos tras cada piedra para ayudar», dijo Rudd.