La Policía ha tenido que proteger a los hijos de la Infanta Cristina

El abogado del Duque de Palma, Mario Pascual Vives, confía en que el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma rechace la petición de Manos Limpias para que se cite a declarar como imputada a la Infanta Cristina en el proceso en el que está presuntamente implicado su marido.

En declaraciones a los medios, Vives ha afirmado este jueves: "No me parece bien, lógicamente, y confío en que no sea admitido y sea rechazado de plano"el escrito presentado por este sindicato que ejerce de acusación popular en el marco de la pieza separada que investiga un presunto desvío de fondos públicos y privados a través del Instituto Nóos, que entre 2004 y 2006 presidió Iñaki Urdangarin.

Asimismo, el abogado se ha mostrado convencido de que no hay ningún motivo para imputar a la Infanta en este caso, y ha lamentado que al Duque ya se le haya juzgado públicamente y se haya vulnerado su derecho a la intimidad.

Sobre la presión mediática sobre la familia de la Infanta en su residencia actual en Washington, Vives ha revelado que en algún momento ha tenido que intervenir la policía ante momentos de "tensión", sobre todo para proteger a los hijos de la pareja.

En este sentido, ha reiterado que ha habido momentos en que se han sentido agobiados, además de que "el colegio y las autoridades policiales locales tuvieron que tomar algunas medidas".

Preguntado sobre las imágenes difundidas de la familia en que se ve al Duque corriendo, el abogado ha argumentado que no huía de la prensa sino que trataba de proteger a los niños para que no se les tomaran fotos, porque quieren "que en estos momentos puedan ser lo menos fotografiados y molestados posible".

Sobre las declaraciones de Doña Pilar de Borbón instando a callar sobre este proceso porque nadie es culpable hasta que los jueces lo digan, Vives ha declarado que "siempre son de agradecer".

El abogado ha hecho hincapié en que "este caso es absolutamente singular, no hay parangón, no hay nada igual en la historia judicial"de España, y ha admitido que entiende el interés mediático, aunque a veces puede tener finalidades espurias.

Ha dicho que no tiene conocimiento de si el Rey le pidió a su yerno que abandonara las actividades que llevaba a cabo desde el Instituto Nóos.

Sobre la declaración de Urdangarin en el juzgado el día 25, ha indicado que lo que más le preocupa "es que él pueda hacer una buena declaración, que pueda argumentar todas las cosas que él ha vivido y conocido", y que el tema de la seguridad no le corresponde y no ha solicitado ninguna medida para la entrada a los juzgados.

"Lo primero que hay que hacer es declarar ante el juez y el fiscal, que es ante quien le corresponde", ha valorado.

No ha concretado cuándo se va a reunir con él para preparar la declaración porque todavía no sabe "cómo va el programa", ni tampoco si la Infanta Cristina se desplazará a España para darle apoyo.