CRÍTICA DE CINE / «Saw VII 3D»: El payaso no se cansa

Directora: Kevin Greutert. Intérpretes: Costas Mandylor y Cary Elwes. Guión: Patrick Melton y Marcus Dunstan. Duración: 90 minutos. USA, 10. Terror.

 
 

El terror sí tiene forma. Y cara. Menuda cara. Desde 2003, la de un payaso dantesco que decide impartir justicia en el mundo a cuchillazo limpio. Desde entonces, siete entregas chorreantes nos contemplan ya desde aquella interesante «Saw» primigenia. Ahora, el realizador de la sexta, la que un puñado de entendidos decidió tachar en España con la «X» de extremadamente violenta (de ver la que nos ocupa hoy la habrían elevado a la décima potencia...), firma una nueva ración de sangre, sudor y vísceras palpitantes en la que, y me repito como el ajo, lo de menos es la delirante historia. Que, ahora, incluso mezcla alegremente personajes de distintas secuelas e intenta cerrar una puerta (la publicidad del filme asegura que se trata de la última película de la factoría) que, lógico, sólo dejan entornada. En cuanto al 3D, aunque prometía salpicar al respetable con cualquier porquería de esas, luego resulta discreto. Los amantes del gore más salvaje están otra vez de enhorabuena con una cinta no apta, literalmente, para todos los estómagos. Además, esta vez tocó para mayores de 18 años. Parece la lotería...