Los rebeldes vencen los últimos focos de resistencia en busca de Gadafi

Los rebeldes libios, que han ocupado la casi totalidad de Trípoli, siguen sin dar con el paradero del coronel Muamar al Gadafi, cuyos partidarios aún controlan algunas zonas de la capital.> ¿Dónde se ha escondido Gadafi?> Huye uno de los tres hijos de Gadafi capturados y encuentran el cadáver de otro> Brega, también liberada> París propone una cumbre urgente para hablar del futuro de Libia > Obama insta a Gadafi a abandonar el poder «de una vez por todas» > El Consejo de Transición pide a los libios que no maltraten a los combatientes de Gadafi

El presidente del Consejo Nacional de Transición, Mustafa Abdel Jalil, ha proclamado este lunes el final de la era de Muamar Gadafi gracias a la ofensiva rebelde y la insurrección en Trípoli. Sin embargo, Abdel Jalil ha reconocido que las milicias insurgentes aún no controlan totalmente la capital y que desconocen el paradero de Gadafi.

"No puedo decir que tengamos el control completo sobre Trípoli. Bab al Aziziya y la zona circundante siguen fuera de nuestro control, así que no sabemos si (Gadafi) está allí", ha explicado Abdel Jalil en rueda de prensa desde Benghazi.

Sin embargo, Abdel Jalil ha manifestado que espera que Gadafi sea capturado vivo y ha prometido que tendrá "un juicio justo", "pero no tengo ni idea de cómo se defenderá de los crímenes que ha cometido contra el pueblo libio y contra el mundo".


Control del aeropuerto de Trípoli
Los rebeldes que intentan derrocar al régimen de Muamar Gadafi se han hecho este lunes con el control del aeropuerto internacional de Trípoli, según ha informado a la cadena de televisión emiratí Al Arabiya un portavoz de los sublevados.


El líder del CNT ha agradecido el apoyo de la comunidad internacional y, especialmente, "a todos los países que han prestado su apoyo al nacimiento de esta revolución hasta el momento de la victoria". Esta intervención internacional "puso los medios para proteger a la población civil y evitar así masacres y catástrofes humanas".

Excesos de los rebeldes
En cuanto a los excesos de las milicias rebeldes de los que se ha informado, Abdel Jalil ha reconocido que se han "tolerado"ciertas conductas hasta ahora, pero que esto no será así en el futuro. Así, ha defendido la construcción de un "estado de derecho que permita juicios justos a todas las víctimas"y también para los responsables de cualquier daño.

"Temo que haya acciones ajenas a las órdenes relacionadas con venganzas. Me opongo firmemente a cualquier ejecución ajena a la ley, sean cuales sean los actos cometidos", ha apostillado.

Abdel Jalil ha instado a los rebeldes a demostrar que Libia es un país de gente "moderada religiosamente"y ha pedido respeto y ayuda para preservar las propiedades públicas y privadas. "Pido a todos los libios que se contengan y protejan las vidas y propiedades de los demás", ha reiterado.

El dirigente rebelde ha recordado los crímenes perpetrados por Gadafi y los sucesivos intentos de derrocarle. "Muamar Gadafi y su era serán recordados por sus actos contra los rebeldes y el mundo, Por los asesinatos políticos, las detenciones y estratagemas", ha afirmado.

"Por la represión de todos los esfuerzos del pueblo libio por derrocarle desde el primer día de su revolución. Ha habido muchos, muchos intentos de derrocarle. El pueblo libio nunca se sometió a Gadafi, desde el primer día de su revolución o, mejor dicho, desde el primer año del golpe de Estado", ha recordado. Sin embargo, "Alá ha elegido que el fin de Gadafi sea a manos de estos jóvenes, unidos a la Primavera Arabe que sacude las naciones árabes. Y ahora puedo decir que la era de Gadafi ha terminado", ha proclamado.

"Gadafi ha intentado (...) provocar una guerra civil y la división entre los hijos de una Libia unida, pero los hijos e hijas de Libia han demostrado al mundo lo patrióticos y responsables que son", ha acusado.

Control de la televisión estatal libia
La cadena de televisión estatal libia Jamahiriya ha dejado de emitir este lunes y un portavoz rebelde ha segurado que las fuerzas contrarias al líder libio, Muamar Gadafi, se han hecho con el control de su sede en Trípoli.

"Los revolucionarios irrumpieron en el edificio de la televisión (...) tras abatir a los soldados que lo rodeaban. Ahora está bajo su control", ha señalado el portavoz, después de que la pantalla de la cadena quedara en negro.

Intensos combates cerca de la frontera con Túnez
La cadena de televisión Al Arabiya ha informado este lunes, citando una fuente, de intensos combates entre las fuerzas leales al líder libio, Muamar Gadafi, y los rebeldes cerca de la frontera con Túnez, en el oeste del país.

Según la cadena de televisión, los combates se están produciendo en Boukamash, a unos 17 kilómetros de Túnez. Las fuerzas de Gadafi han bombardeado a los rebeldes para tratar de impedir que lleguen hasta el puesto fronterizo de Ras Jadir.

Por otra parte, Al Arabiya también ha informado de combates en Sidi Jalifa, en el centro de Trípoli, entre las fuerzas rebeldes y las tropas controladas por uno de los hijos de Gadafi, si bien en su cuenta de Twitter no ha especificado de cuál de ellos se trata.