Obama gana el primer asalto a Wall Street

El Senado de EE UU aprueba la reforma financiera impulsada por el presidente demócrata, la mayor desde la Gran Depresión de los años 30 

Obama gana el primer asalto a Wall Street
Obama gana el primer asalto a Wall Street

washington-El Senado de Estados Unidos ha aprobado la reforma financiera (59 votos a favor y 39 en contra) cumpliendo uno de los objetivos del presidente Barack Obama que se apunta otro tanto en su agenda nacional después de sacar adelante su ley sanitaria. El presidente Barack Obama reconoció que «los estadounidenses no deben pagar por los errores de Wall Street. Nuestro objetivo no es castigar a los bancos, pero sí proteger a los ciudadanos estadounidenses», reconoció Obama. Así las cosas, cuatro republicanos se unieron a 53 demócratas y dos independientes para aprobar la que se considera la mayor reforma en el sistema de regulación de las instituciones de Estados Unidos desde la Gran Depresión de los años 30.Al contrario que el proyecto de sanidad, la Casa Blanca escribió las líneas del borrador de esta ley financiera, aunque los legisladores del Congreso hicieron algunos cambios. Después de la votación en la cámara alta, sólo resta que este proyecto se armonice con el aprobado en la Cámara de Representantes el pasado diciembre.El líder de la mayoría demócrata en el Senado Harry Reid afirmó que «el proyecto de ley que aprobamos hoy (por el jueves por la noche) contiene un mensaje para Wall Street y para el estadounidense de a pie. A los banqueros, les deja claro que no podrán volver a apostar con el dinero de otros. Les dice que los días en las empresas que eran ‘demasiado grandes para permitir que colapsen' se acabaron», explicó. Los republicanos se han esforzado en retrasar y ablandar este proyecto durante los últimos meses en las negociaciones a puerta cerrada y los debates en el Capitolio argumentando que era una maniobra del gobierno para estrechar el cerco al sector privado. Esta ley dará más poder a la Reserva Federal como jefe de Policía ante las posibles decisiones de inversión arriesgada que tomen los bancos. Mientras, también creará una nueva entidad independiente, Despacho de Protección Financiera del Consumidor, que establecerá las reglas para hipotecas, préstamos de estudios y tarjetas de crédito para evitar los abusos.