Esperanza Oña: «Griñán ha seguido como Chaves bajo palio»

Acusa a Zapatero de «haber prostituido todos sus compromisos» y al PSOE-A de «no tener proyecto»

Esperanza Oña: «Griñán ha seguido como Chaves, bajo palio»
Esperanza Oña: «Griñán ha seguido como Chaves, bajo palio»

Sevilla- Mujer de carácter, Esperanza Oña (Sevilla, 1957) es también política por vocación y del PP porque «coincide bastante con lo que defiendo personalmente, mis convicciones y principios». A caballo entre la capital hispalense y Málaga conoce bien la realidad autonómica que analiza sin tapujos, empezando por el periodo de sesiones que finaliza en la Cámara autonómica. –¿Balance positivo o negativo?–Ambos. Positivo porque la actividad parlamentaria del PP ha supuesto el 80% de todas las iniciativas, 21.542 frente a las 2.263 del PSOE, por lo que hemos cumplido con nuestra obligación. Y negativo en el sentido de que la crisis con sus derivados, el paro, el cierre de empresas, los ERE... han sido casi el tema único en la peor época de la historia de la democracia. Además, parece que no se abre ninguna ventana dado que se insiste en la política equivocada que nos ha conducido a esta situación. El PP ha hecho propuestas para crear empleo, para las pymes... pero el Gobierno socialista desde su atalaya de la soberbia y la prepotencia no ha aceptado ninguna. Todos tenemos en la retina una escena: José Antonio Griñán a la fuga cuando Javier Arenas fue a entregarle a su escaño más de cien. El pan nuestro de cada día en la Cámara ha sido un partido empeñado en profundizar en un túnel sin salida y otro que quiere llevar hacia la luz y la esperanza a esta tierra. –En ese sentido, ¿qué opina de quienes etiquetan al PP-A como el partido del «no»?–La izquierda es muy aficionada a frases hechas que no tienen nada detrás. Somos el partido del «no» al paro, a la falta de recursos con la que vive la comunidad y a ser cómplices de una situación tan deteriorada como la actual. Si lo que quieren es que apoyemos sus políticas no lo vamos a hacer. Sí podemos consensuar otras diferentes. El PSOE-A pretende que nos pasemos a su lado y seamos copartícipes de su fracaso pero ¿cómo vamos a apoyar las políticas que denunciamos?–¿Cuáles han sido los mayores errores en la gestión de Griñán al frente de la Junta, si los hay?–El principal es que ha sido totalmente continuista con las políticas de Manuel Chaves. Ha desperdiciado una oportunidad de cambiar la tradicional política de privilegio, de distanciamiento con la sociedad y de no dar la cara ante los problemas, que era muy usual en un ex presidente que vivía como bajo palio, en la lejanía. Griñán tenía la posibilidad de acercarse a la población, de hacer un diagnóstico real de la situación, de abordarla y ponerle tratamiento pero no lo ha hecho. Prefieren mantenerse en la posición «somos los mejores» y quienes nos critican «no quieren a Andalucía». Los populares creemos en Andalucía, no lo hacemos en el PSOE después de treinta años al frente del Gobierno. –Sí han pactado con los socialistas la rebaja salarial a los alcaldes...–Una gota de agua en el mar. ¿Por qué no se llega a un acuerdo sobre la remuneración de todos los que cobran del erario público, incluidos los directivos de las empresas de la Junta? El PSOE parece haberse empecinado con los alcaldes porque cree que con ellos cubre la cuota para proclamar que han saneado algo, pero por qué no rebajar los 140.000 euros que cobra al año el director de Canal Sur. Lo lógico es que ningún directivo de ninguna empresa pública cobre más que Griñán. En esa vía de austeridad nos van a encontrar siempre. –La consejera de Presidencia, Mar Moreno, ha defendido que su Ejecutivo está «preocupado y ocupado» en la evolución económica frente a la «obsesión electoral del PP», ¿algo que replicar?–Mi partido trabaja exclusivamente por acercarse a los ciudadanos y llevar sus problemas al Parlamento, como demuestran los porcentajes. De hecho, los socialistas, para estar tan preocupados, no han dado ni golpe en iniciativas. La afirmación de Moreno está vacía de contenido y hasta demuestra la incompetencia de un Gobierno autonómico «ocupado», en la región con más paro de toda Europa. Su preocupación no le conduce a la eficacia sino a la inutilidad. –Ha dicho también que la reforma laboral «conecta» con el proyecto Andalucía Sostenible, ¿está de acuerdo el PP, si es que sabe en qué consiste ese plan?–La economía sostenible es un eslogan del PSOE que hoy por hoy no hemos visto convertido en una sola medida concreta. Al margen de ello, es llamativo que defiendan ahora una reforma laboral cuando el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que no iba a hacerla si no estaba consensuada con los sindicatos, como sostuvo que no iba a tocar las pensiones y que no haría ningún recorte social por mucha crisis que hubiera. Ha sido Zapatero el que ha prostituido todos sus compromisos. En Andalucía, Moreno afirmó que no se tomarían medidas abruptas y al día siguiente se produjo el mayor recorte social de la democracia. Demuestran con sus actos que sus afirmaciones son irrelevantes porque lo que dicen no tiene nada que ver con la realidad. No han logrado el respaldo de ningún grupo en el Congreso para sus reformas pero han protagonizado el mayor «tijeretazo» a los débiles de la historia de España. Han pinchado el globo de la demagogia en la izquierda. Se han quedado sin discurso y lamentablemente también sin proyecto.–Desde la dirección del PSOE-A se ha afirmado que ni la Junta ni el partido han «contemplado nunca» el establecimiento del copago sanitario...–No es cierto –interrumpe–. La consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, admitió que no se descartaban nuevas medidas de recorte y que tal vez habría que abordar ese copago. Aunque es verdad que a continuación el PSOE lo desmintió. La clave es la incoherencia. Los socialistas han sido absolutamente detractores de esa tasa y ahora la estudian. Tenemos motivos para la inquietud, para la zozobra y para la incertidumbre con este Ejecutivo.–¿Podría concretar?–Hace unas semanas vivimos un episodio esperpéntico relacionado con las medidas fiscales anunciadas por Griñán. Durante 24 horas hubo cuatro explicaciones diferentes de lo que teóricamente había anunciado el presidente. La improvisación continua, los desmentidos entre los miembros del Gobierno, los documentos contradictorios... es para asustarse. Ni niños pequeños lo harían peor. Han creado una máquina muy costosa, la Administración andaluza, y no están dispuestos a sufrir. Quieren que todo el esfuerzo lo haga la población mientras la Administración ahorra sólo 30 millones de las empresas públicas. Viven mantenidos en un estatus de privilegio y es el resto el que debe apretarse el cinturón.–En ese contexto, se han sucedido los ataques al PER, ¿cree que el resto de España ve a Andalucía como una región subsidiada?–El trabajador del campo andaluz tiene derecho al paro como cualquier otro y que exista un tipo de prestación ajustada a sus necesidades es lo más normal del mundo. La población activa agraria en Andalucía es del 7, 31% y el subsidio apenas alcanza al 1,8 de todas las prestaciones por desempleo en España, es decir, no nos merecemos esa fama de población subsidiada. Es el PSOE, que lleva gobernando tres décadas, el que ha exportado una imagen del andaluz que no se ajusta a la realidad. Se gastan más de 200.000 euros diarios en publicidad y venden una Andalucía subsidiada que además no es real. Han explotado muchísimo la dependencia de la Junta y de todo ese tipo de ayudas para los votos, como asustaban a los pensionistas con la llegada del PP. Con el subsidio han hecho mucha política que ha dañado la imagen de la comunidad y han dicho muchas mentiras que ahora les han caído encima. –¿Será Arenas el próximo presidente andaluz, como indican las encuestas? Y, de ser así, ¿le gustaría formar parte de su equipo, en qué Consejería?–Estoy convencida de que el PP cada día inspira más confianza mientras el PSOE merma su credibilidad. Creo que hoy se produciría lo que pronostican las encuestas pero todavía queda recorrido para las elecciones y espero que esas tendencias se vayan consolidando. Deseo una política más razonable, más ambiciosa para Andalucía, más justa con los ciudadanos y que se elimine la demagogia o la propaganda de la que estamos intoxicados. Todo esto llegará con el PP. Los sondeos nos tienen que ayudar a seguir trabajando pero hay que ganar el día de las elecciones y soy muy realista porque llevo muchos años en política. No hay que relajarse. Las encuestas son un reflejo del deseo de cambio pero hay que tomárselas como un estímulo. Deseo que Arenas sea presidente, no tanto por él como por los andaluces, que serán los grandes beneficiarios. Lo demás, el tiempo lo dirá. Siempre he intentado colaborar con el partido, espero que gane y si puedo ser útil me encantará. Si lo soy en otro lugar, estaré también muy a gusto. –19 años en la Alcaldía de Fuengirola, ¿confía en revalidar la confianza de sus vecinos?–La ciudad se encuentra entre las 20 españolas que más progresan, en consecuencia, puedo estar satisfecha del trabajo realizado. Creo que los fuengiroleños seguirán apostando por ese camino, si bien, soy consciente de que la confianza siempre es prestada, se da y se quita. Espero volver a ser merecedora de ella otra vez.

En primera persona- Esperanza Oña es licendiada en Medicina. Se afilió al PP en 1985 y en 1987 ya era concejal del partido en Fuengirola. En 1991 fue elegida alcaldesa y ha encadenado cuatro victorias seguidas con mayoría absoluta. Es además parlamentaria andaluza por Málaga y actual portavoz del Grupo Popular en la Cámara autonómica. Está divorciada y tiene dos hijos.–¿Referente político? –En estos momentos Arenas.–¿Escritor de cabecera?–Me gusta la novela histórica y en especial la española.–Película que recomendaría. –Muchas. La más reciente, «Un sueño posible» de Sandra Bullock, que es muy positiva.–Destino de vacaciones.–Procuro pasar unos días en España y otros en el extranjero. El cañón del río Lobos en Soria me resultó impresionante pero hay otros muchos rincones recomendables en el país. Andalucía tiene infinitos lugares incomparables. –Aficiones.–Además de viajar, leer. Comer también es un placer y no soy nada sibarita. Me ha gustado siempre montar a caballo, prestado, pero ya no tengo tiempo. Antes hacía gimnasia una hora y cuarto al día pero ya tampoco puedo. Lo que más me gusta, estar con mis hijos. –¿Televisión o radio?–Por mi ritmo de vida, la radio. La televisión casi no la enciendo.–¿Es usuaria de internet?–Tengo un perfil de facebook que gestiono yo y un blog que se llama «Nada es por azar. El blog del sábado por la tarde» –www.esperanzaoña.com–.