El «temido» Rubalcaba quiere ser sólo Alfredo

«Para los militantes soy Rubalcaba y quiero pasar a ser Alfredo». Ésta fue la tarjeta de presentación de Alfredo Pérez Rubacalcaba en Sevilla ante el millar de militantes socialistas y altos cargos del PSOE de Andalucía.

La capital hispalense se convirtió en el punto de partida del periplo que realizará el actual vicepresidente del Gobierno y ministro del Interior para ganarse la confianza de las bases del partido de cara a ser nominado oficialmente candidato a la presidencia del Gobierno. Unos encuentros con las bases del partido en los que quiere que sean los militantes quienes le animen. Un ánimo que debe llegar «mediante la reflexión y el trabajo», únicas medidas para recuperar la confianza del partido. Entre los asistentes al acto se encontraban altos cargos de la federación socialista con más peso en el partido, cuya cabeza visible, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ya mostró sus cartas a favor de Carme Chacón el pasado 11 de mayo, cuando ni la ministra de Defensa ni el propio Rubalcaba habían anunciado aún su intención de suceder a José Luis Rodríguez Zapatero. «Oyendo a Carme, uno se da cuenta de que la sucesión está siempre asegurada», fueron sus palabras, una declaración de intenciones en la que no cabía ningún atisbo de duda sobre sus preferencias.

Sin embargo, el candidato a suceder a Rodríguez Zapatero tanto en la cúpula del PSOE como en la presidencia del Gobierno quiso echar pelillos a la mar con lo que sucedió en el pasado. Así, dejó claro que siempre se ha sentido «muy querido» y apreciado por el PSOE-A: «Espero la fuerza del sur, de la federación más importante, que justifica sus resultados electorales en su historia, que me la trasladen, que me la comuniquen, que me la presten». Los elogios tuvieron respuesta. Como muestra, el secretario general de los socialistas andaluces y presidente de la Junta, José Antonio Griñán, ya le mostró, antes de la reunión del Comité Federal, «inequívocamente su apoyo». Antes de acudir a Sevilla para ganarse la confianza de militantes y cargos socialistas andaluces, estuvo en Almería, junto al presidente andaluz, donde se reunió con agricultores para tratar la «crisis del pepino». Posteriormente, en Sevilla constató el respaldo de los socialistas andaluces, que le van a facilitar el camino para que se hagan realidad «los miles de dedazos» con los que dice que cuenta el vicepresidente del Gobierno. No en vano, desde el PSOE-A, por boca de su presidenta, Rosa Torres, se mostró contrario a ofrecer cualquier fisura y dará el «100% de apoyo» a Rubalcaba, quien es diputado por Cádiz.

Dos nuevos aspirantes
Dos aspirantes más intentarán llegar a las primarias del PSOE. Se trata del oncólogo Manuel Pérez, residente en Granada pero afiliado al PSOE por Puertollano, y Jorge Roberto Martínez (foto), militante de Murcia y residente en Madrid.