Y Argentina no se lo cree

En la capital argentina resuena con fuerza esta frase: «Estos galleguitos deben de estar recalientes». Entre risas y melancolía por la madre patria, los porteños se regodean del sorprendente Balón de Oro de Messi, aunque no ocultan su admiración por «La Roja».

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

A falta de una albiceleste que les dé alegrías y con Boca y River por los suelos, muchos prefieren enfocar sus ilusiones hacia equipos como el Barcelona y el Real Madrid.

Además, «La Pulga» no es precisamente profeta en su tierra y hay quien le considera el menos argentino de los jugadores que visten la albiceleste. «En Argentina está discutido, pero ya está maduro como para hacer cosas del nivel de Maradona», comenta Manuel, un quiosquero del barrio de Palermo que siguió la gala por su viejo transistor. «Es un pecho frío, se pone la camiseta argentina y no rinde nada, prefería que se la hubieran llevado los españoles», exclama un chaval.

En la Prensa, el principal diario, «Clarín», abría con un simple titular: «Messi, el mejor del mundo». También se hacía eco de la furia de los españoles: «En España reinan la sorpresa y la bronca por la victoria de Messi. Los medios y la gente se manifestaron en contra de la elección. Xavi e Iniesta eran los favoritos, pero el único español que ganó el premio sigue siendo Luis Suárez, en 1960».