Rosell: «La verdad es que ha sido una primera jornada muy complicada»

La española Elena Rosell (Suter) no estuvo demasiado afortunada en su primera jornada en el Gran Premio de Holanda de Moto2, pues a las dos caídas que sufrió en la primera sesión de entrenamientos libres en Assen se unió la cancelación de la segunda por culpa de una mancha de aceite.

"Ha sido un primer día muy complicado, todo era nuevo y aunque he salido con muchas ganas las sensaciones iniciales no eran buenas, debía estar pendiente de muchas cosas y esas impresiones no eran las mismas que con mi moto habitual", reconoció Elena Rosell, la primera piloto española que disputa el campeonato del mundo de motociclismo.

"La verdad es que la moto me ha gustado mucho, pero además de conocerla también me tenía que aprender el circuito, que también me ha parecido muy bonito, pero creo que en general las condiciones de esta primera jornada no eran las mejores para estrenarme en esta competición", lamentó la piloto de la escudería Mapfre de Jorge Martínez "Aspar".

En cuanto a los percances que sufrió durante la primera y única sesión de entrenamientos libres disputada hoy, Elena Rosell explicó que "en la primera caída he salido por orejas de la moto -literalmente por encima de la misma- pero afortunadamente ha sido en una curva lenta y ni la moto ni yo nos hemos hecho demasiado daño, aunque he tenido que ir a mi taller para que me cambiaran una maneta que se había partido".

"He vuelto a salir poco después -agregó Rosell-, y he ido cogiendo cada vez mayor confianza, hasta que al empezar a frenar a final de la recta de meta se me ha bloqueado la rueda delantera y me he vuelto a caer. No me he hecho daño pero ya no he podido seguir", indicó Elena Rosell.

Por lo que se refiere a la posterior anulación del resto de la jornada de entrenamientos, la piloto de Manises lamentó la situación pues para ella "todo esto complica aún más mi estreno en el campeonato del mundo, pues lo que más necesitaba era hacer kilómetros y conocer cuanto más mejor tanto la moto como el circuito, aunque espero poder aprovechar mañana el mayor tiempo que nos van a dar y que si las condiciones mejoran un poco pueda mejorar más, sería mucho mejor para mí", reconoció Rosell.

No obstante, Elena Rosell comentó que su rendimiento "no es tan solo por la lluvia y el estado de la pista sino también por el desconocimiento que tengo de casi todo lo que me rodea ahora mismo, pero al menos espero que si los entrenamientos de mañana son en mojado también lo sea la carrera, pues sino sería una faena", dijo.

Aún con todo, Elena Rosell, explicó sobre su nueva moto que "es más fácil de conducir que mi moto habitual, la postura de la moto es mucho más encogida y es más fácil de frenar y con unos frenos mucho más potentes", comentó la piloto, que acabó trigésimo novena.

Finalmente, la piloto sustituta de Julián Simón agregó que iba "cogiendo el hilo al circuito y a las condiciones de la pista cuando me he caído y si eso sucede al lanzarte la moto desde atrás pues sabes lo que es, pero al ser de delante es cuando no me lo esperaba pues me sorprendió, pero no puede uno lamentarse demasiado...", recalcó.