El PSOE ofrece apoyo con condiciones al Gobierno

Madrid- A favor de la entrada del Estado en Bankia por «responsabilidad», pero con cuatro condiciones: que se recupere la inversión –si es posible con beneficios–, que se piense sobre todo en los clientes, tener información detallada sobre las reestructuraciones del sector y que no se creen las sociedades de gestión de activos inmobiliarios o bancos malos. Es la posición que la delegación socialista, encabezada por su secretario de Organización, Óscar López, defendió ayer durante su reunión con el ministro de Economía, Luis de Guindos, y verbalizó horas antes en comparecencia pública su secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Y es que para el PSOE permitir la quiebra de la cuarta entidad financiera del país supondría un «daño incalculable» para la economía española, si bien exigirá información sobre cómo y en qué plazo se recuperará hasta el último euro público. Dicho de otro modo: que cuando el Estado salga de la entidad no haya pérdidas para las arcas públicas y que además se depuren responsabilidades hasta donde sea necesario.

En la cita con Luis de Guindos, a la que también acudieron Valeriano Gómez e Inmaculada Rodríguez Piñeiro, los socialistas dieron exclusivamente su apoyo a la nacionalización parcial de Bankia, pero en ningún caso comprometieron su respaldo al decreto de reestructuración que hoy aprobará el Gobierno hasta conocer todos los detalles y verlos publicados en el BOE.

No en vano Rubalcaba calificó ayer de «deplorable» la forma en que el Gobierno ha gestionado la intervención de Bankia, ya que la sucesión de improvisaciones y filtraciones afecta a la marca España. Ahora bien, el líder del PSOE no cree necesario que ninguna entidad española tenga que recurrir al fondo de rescate europeo, pero no quiso valorar si alguna caja más tendrá que ser nacionalizada.

Sí, en cambio, deslizó la idea de que el PSOE podría hacer valer la importancia de su apoyo a la reestructuración bancaria para que el Gobierno se siente a negociar con la oposición algunos de los recortes en Sanidad y Educación.