Crítica de cine / «La vida empieza hoy»: En la cama a los 70

«La vida empieza hoy»: En la cama a los 70
«La vida empieza hoy»: En la cama a los 70

Directora: Laura Mañá. Intérpretes: Pilar Bardem, María Barranco, Sonsoles Benedicto y Eduardo Blanco. Guión: L. Mañá y Alicia Luna. España, 2010. Duración: 102 minutos. Comedia.Recuerden lo que decía la semana pasada a propósito de «El regalo», aquel parrafito inicial sobre el feliz descubrimiento en el cine de un tema hasta hace poco tabú, la tercera edad y el sexo, y al que más de un director está actualmente sacando, sin embargo, gozoso partido. Los resultados son harina de otro costal. De dramas picantes a cintas livianas y picaruelas, para entendernos. Así, entre medias de la alemana «El séptimo cielo», dirigida por Andreas Dresen, que supuso un muy decente vistazo a la caliente relación que mantienen un hombre solitario y una mujer casada que no cumplirán más los sesenta, y la hueca producción de Chile, nos toparíamos con la cinta realizada por Laura Mañá, una realizadora optimista, bienhumorada, pizpireta y en fin aunque con escasas ideas potentes hasta la fecha empeñada, con todo, en encontrar su propio camino detrás de la cámara. Sea el que fuera. En efecto, «La vida empieza hoy» orbita alrededor de varios ancianos que lidera Juanita (una entregada Pilar Bardem), puro amargor de viuda que jamás tuvo un orgasmo. Acuden a clases de erotismo impartidas, por cierto, por Rosa María Sardá con cara de póquer didáctico, una profesora que explica con soltura a la concurrencia de qué van los vibradores y otros objetos de placer. Graciosilla (aunque en ocasiones cae en «gags» espesos; he ahí el de abuelo y nieto dándoles al onanismo), es una pena que le falte corchura y un aire más decididamente tragicómico: la historia de Juanita, que se acuesta todas las noches pintada como una puerta por si le sorprende la muerte durmiendo, merecía quizá mayor hondura, no estos aires finalmente tan ligeros. El fondo de una bañera suena escaso para una vida como la suya.