Un 15-M descafeinado

Los Mossos d'Esquadra blindan la sede del PP y las entidades bancarias y abortan los altercados. Los indignados quieren alargar las protestas

BARCELONA- Un fuerte dispositivo de los Mossos d'Esquadra, secundado por la Guardia Urbana, evitó ayer cualquier tipo de incidente en el día del primer aniversario del 15–M en Barcelona. Los indignados prepararon movilizaciones por toda la ciudad, pero el resultado fue que apenas 400 personas se concentraron ante las sedes del PP y La Caixa. No obstante, a última hora de ayer los indignados planeaban acampar ante la entidad financiera y volver a «reokupar» la plaza Catalunya.
Los indignados han mantenido «okupada» esta plaza desde el sábado, y querían el colofón final a sus reivindicaciones en una jornada que transcurrió sin incidentes, ni detenidos. El movimiento ha perdido fuelle, con menos acampados que en 2011.
Las primeras acciones del día fueron contra sedes bancarias. Los indignados se concentraron ante distintas sedes de Caixa Penedès, Unnim y Catalunya Caixa. El mayor incidente relacionado con estas protestas ocurrió cuando unas docenas de jóvenes cortaron el tráfico en el paseo de Sant Joan.
El plato fuerte del día era llevar la protesta delante de la sede del PP. La intención era realizar una «performance» y un almuerzo en plena calle, pero el blindaje policial, con helicóptero incluido, abortó cualquier posibilidad de incidentes.
Ante la imposibilidad de atacar la sede del PP, los indignados se limitaron a celebrar un «entierro» de la educación pública, con féretro incluido, y gritar todo tipo de proclamas contra políticos y banqueros. Al mediodía, con el tráfico cortado, los indignados comieron ante la sede del PP de sus propias fiambreras.
El siguiente objetivo fue la sede central de La Caixa. Allí se dirigieron unos 400 indignados. Marcharon por la Diagonal, cortando el tráfico y ante, de nuevo, un fuerte dispositivo policial. Frente al edificio de la entidad financiera, que estaba vallado y blindado, corearon más consignas contra los banqueros.
Al cierre de esta edición el edificio seguía fuertemente custodiado porque los indignados no siguieron a sus compañeros de plaza Catalunya, donde todas las carpas fueron desmontadas, y pretendían acampar en plena Diagonal. Realizaron otra asamblea, que decidió convocar una cacerolada para hoy por la mañana ante este edificio.


Los Mossos graban las concentraciones
Los Mossos d'Esquadra pertenecientes a las brigadas móviles grabaron ayer, discretamente y a través de las cámaras instaladas en sus cascos, todas las concentraciones que llevaron a cabom los indignados en el día del primer aniversario del movimiento. Después de numerosas protestas y manifestaciones de grupos antisistema que acabaron con graves altercados y destrozos, la conselleria de Interior decretó que cualquier concentración de estas características sería grabada en vídeo, con el objetivo de identificar a los posibles alborotadores.