Un chispazo siembra el pánico en el metro

Un incendio en un vagón provoca 15 intoxicaciones leves y crisis de ansiedad

Resultan 15 intoxicados leves de un incendio en un tren de metro de Madrid
Resultan 15 intoxicados leves de un incendio en un tren de metro de Madrid

Eran las tres y media de la tarde y el tren de Metro hacía parada en Alvarado, con dirección a Plaza Castilla. Sin embargo, pocos minutos más tarde, los pasajeros del metro vivieron una aparatosa avería que no olvidarán fácilmente.
Nada más salir de la estación, un pequeño chispazo en los bajos de un vagón provocó unas llamas en la parte baja de un vagón. «Los elementos de potencia del tren, cuando golpean algún elemento, producen una impotencia o atracción del tren y las instalaciones eléctricas desprenden lógicamente una humareda o pequeños chispazos», explicó Julio Ruiz, director de Operaciones de Metro de Madrid. El convoy paró inmediatamente al quedarse sin tracción y medio tren se quedó en la estación, mientras que la otra mitad se quedó en el túnel entre Alvarado y Estrecho. Unos 200 pasajeros que había en su interior empezaron a percibir el humo que el vagón desprendía. El conductor del convoy acudió a sofocar, junto al personal de la estación, las llamas con un extintor.
A las 15:50 horas, los servicios de emergencias recibieron la alerta y se desplazaron al lugar del suceso para atender a los heridos. Dos dotaciones de Bomberos de Madrid también acudieron al aviso, pero cuando llegaron el pequeño incendio ya estaba extinguido, por lo que ayudaron al desalojo de los usuarios de Metro, que duró 12 minutos, y a terminar de ventilar las instalaciones. Todos los pasajeros fueron desalojados por el tramo del tren que aún permanecía en el andén y la mayoría no sufrió ningún daño.

Servicio restablecido
Los sanitarios del Samur montaron un hospital de campaña para atender a los heridos en las instalaciones de una tienda de alfombras y cortinas de la calle Bravo Murillo, a la altura de la estación de Metro. Los servicios sanitarios atendieron en total a 15 personas, entre las cuales había 11 mujeres, 3 hombres y una niña de tres años. Todos ellos presentaban crisis de ansiedad e inhalación de humo que ha provocado en varias personas un cuadro de intoxicación leve. Por prevención trasladaron al Hospital Ramón y Cajal a una mujer de 48 años y su hija de 22, una de ellas embarazada, pero no corren ningún riesgo, según confirmaron fuentes de Emergencias. A las 17:45 horas, tras comprobar que las instalaciones estaban en perfecto estado, se procedió a retirar el convoy de la vía y se trasladó a las cocheras, donde se llevará una investigacion sobre lo ocurrido. Pasadas las 18:20 horas, el servicio de Metro entre las estaciones de Tribunal y Plaza Castilla fue restablecido.