Jiménez: «Es injusto y superficial acusar a los Gobiernos europeos de apuntalar dictaduras»

La ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, declaró este martes que es "injusto y superficial"acusar a los Gobiernos europeos de estar "apuntalando"regímenes dictatoriales y advirtió de que "la comunidad internacional no elige a los gobernantes".

"Es muy difícil desde fuera imponer los cambios, ni siquiera para las grandes potencias y la Unión Europea", afirmó la ministra en declaraciones a Radio Nacional de España recogidas por Europa Press. La labor de los países europeos en crisis como las de Túnez, Egipto o Libia, añadió, es "acompañar los procesos de democratización"y hacer llamamientos "permanentes"para que se evite la violencia y la "represión contra los manifestantes que de manera pacífica reclaman libertades".


"Europa, la comunidad internacional, no eligen a los dirigentes, a los gobernantes", prosiguió. Por ello, aseveró, es "injusto y superficial"decir que las relaciones con estos regímenes ayudan a consolidarlos. "Esos gobernantes no son elegidos por Europa sino que son los que existen en cada país y el hecho de que nos relacionemos con ellos no significa que se les apuntale o que se les refuerce", manifestó.


"Siempre que hay acuerdos de asociación hay cláusulas democráticas
y de Derechos Humanos y creo que se ha avanzado en esos ámbitos", pero "los cambios son muy difíciles de imponer desde fuera", agregó. Según la ministra, los Gobiernos europeos no están "preservando"sus "intereses"en estos países. "El interés de Europa es tener la mayor estabilidad posible y la mayor estabilidad la dan los regímenes democráticas con pleno respeto a los derechos fundamentales y a las libertades públicas", concluyó.