El Inter extraña a «Mou»

La vida sin el portugués es más dura para el campeón de Europa, a punto de quedar fuera en octavos de final

Sneijder, en el suelo, Stankovic, Motta y Mutu, en un momento del encuentro de Liga de Campeones ante el Bayern
Sneijder, en el suelo, Stankovic, Motta y Mutu, en un momento del encuentro de Liga de Campeones ante el Bayern

Madrid- La noche del pasado 22 de mayo los interistas disfrutaron en Madrid de su noche más feliz en los últimos 45 años. Habían ganado la Liga de Campeones después de cuatro décadas y media de frustraciones, sumando además su tercer título del curso. Los aficionados que habían estado en el Bernabéu para ver la final ante el Bayern celebraban su éxito por la capital de España esperando que nunca se hiciera de día. El nombre más cantado en la fiesta no era el de ningún jugador. José Mourinho se llevaba la mayoría de los elogios, aunque el rumor de su marcha al Real Madrid era ya casi una noticia confirmada.

Nueve meses después, la vida es mucho más dura para el Inter que, sin el portugués al frente, no parece en condiciones de sacar tan buenas notas como la temporada pasada. Para empezar, el Bayern se vengó el miércoles de su derrota en la última final con un gol en el último minuto, que coloca al vigente Campeón de Europa muy cerca de la eliminación. Es cierto que puede remontar en el Olímpico de Múnich, pero también lo es que el plan conservador de Leonardo fracasó y que las sensaciones no son como cuando «Mou» era el líder absoluto.

Nadie puede negarle al técnico brasileño que todavía tiene opciones de sumar otro pleno de títulos, pero muy pocos en Milán creen en ello. La plantilla es prácticamente la misma, pero ya en la Supercopa de Europa, con Benítez, se pudo ver que las cosas habían cambiado. En el «Scudetto» las noticias también son peores que hace un año, cuando el equipo era líder con dos victorias de ventaja respecto al segundo. Con Mourinho sumaba 8 puntos más en la jornada 26, en la que ahora es tercero a cinco del Milan y a dos del Nápoles. Que siga con opciones es gracias a la reacción que provocó la llegada de Leonardo, que ha evitado que a estas alturas la liga no sea una utopía.

En Copa ya están en semifinales, en lo que es su apuesta más segura para sumar algo este curso. Quizá en mayo todo se haya dado la vuelta y el Inter esté en lo más alto, pero de momento queda claro que sin «Mou» todo es más difícil, incluso a pesar del mal momento del fútbol italiano.


Desastre italiano en «Champions»
La ida de los octavos de final de la Liga de Campeones ha dejado a la vista el mal momento de los equipos italianos. Los tres representantes transalpinos en la competición llegaban a la eliminatoria como segundos de grupo y todos ellos han saldado con derrota la ida en su propio estadio. El Inter no fue demasiado ambicioso ante la visita del Bayern, que se llevó el premio gordo en el último minuto. El mal resultado de los interistas continuó con el desastre de la semana pasada, cuando el Shakhtar Donest, lleno de brasileños, superó con claridad a la Roma en el Olímpico (2-3). Tampoco pudo evitar la derrota el Milan, que comenzó su eliminatoria de octavos cayendo ante el Tottenham (0-1). El gol de Peter Crouch desató la ira de Gattuso, que propinó un cabezazo al segundo técnico del conjunto londinense.