Los hosteleros vascos proponen al sector que retiren las máquinas de tabaco

La Federación de Hostelería del País Vasco repartirá hoy 12.000 escritos entre los hosteleros en el que les proponen que retiren las máquinas de tabaco, al considerar que "no les son rentables", tras los efectos de la ley antitabaco y por los costes que les acarrea frente al beneficio que les deja.

Así lo ha indicado a Efe el secretario general de los hosteleros vascos, Ángel Gago, quien ha detallado que un hostelero puede ganar de media entre tres y cuatro euros al día si vende entre 20 y 30 cajetillas (el margen que el tabaco deja al sector hostelero por cada cajetilla vendida es de 15 céntimos).

Gago ha asegurado que los bares y restaurantes tienen que afrontar varios costes por tener una máquina de tabaco operativa, como la tasa al Comisionado del Mercado de Tabacos (215,45 euros por tres años, según la Asociación de Estanqueros); el gasto de electricidad; el mando a distancia y la amortización de la máquina expendedora (cuyo coste de compra ronda entre 1.000 y 3.000 euros).

Según ha subrayado Gago, el Comisionado para el Mercado de Tabaco les ha comunicado que no devolverá la tasa no consumida si retiran la máquina expendedora, por lo que la Federación les aconseja que la mantengan.

Además, les propone que pongan un cartel que diga "Con este gasto contribuyes al sostenimiento del Gobierno que te ha prohibido fumar en nuestros establecimientos. Fumar mata... y les enriquece. Y no lo dudes: seguirán incrementando la recaudación, aumentando el precio una pagas".

Según fuentes de los estanqueros, el Comisionado del Mercado de Tabaco sólo ha devuelto en una ocasión, y por fuerza de causa mayor, las tasas que se pagan por las máquinas, y que fue cuando la ley antitabaco que entró en vigor en 2006 prohibió a los quioscos vender tabaco.
En el mismo escrito, los hosteleros vascos también les piden a bares y restaurante que dejen de vender lotería, ya que generalmente no les deja ningún margen.