Las Artes del Ayuntamiento de Madrid impugna el concurso del cartel de Carnaval

El área de Gobierno de Las Artes del Ayuntamiento de Madrid ha decidido impugnar el concurso para elegir el cartel de las fiestas de Carnaval 2012, titulado 'Sardinas vs. Gatos', al haber constatado que el elegido fue publicado en una revista que edita el Consistorio de Lérida, para cuyas fiestas de Carnaval también se presentó.

Las imágenes de ambos carteles son prácticamente iguales -un pez con brazos y piernas--, con la única salvedad de que el de Madrid sostiene un antifaz con forma de cabeza de gato y el de Lérida, una caña de pescar.

Así, este martes por la mañana desde la Concejalía se ha indicado que haberse presentado a otro concurso público no era inconveniente para poder ganar el de Madrid, porque los únicos requisitos recogidos en los pliegos son que las obras sean "inéditas y originales".

Sin embargo, según ha explicado la directora del Carnaval de la capital, Delia Piccirilli, a Europa Press, "a raíz de la polémica surgida en los medios"sobre este tema, los servicios municipales han solicitado información al Ayuntamiento de Lérida, que ha indicado que la obra fue publicada, en calidad de finalista en la ciudad catalana, en una revista que publica el Consistorio y que tiene una tirada de unos 40.000 ejemplares.

Así las cosas, "Las Artes ha decidido impugnar el concurso"ya que esa circunstancia hace que el cartel "ya no sea inédito", ni siquiera pese a contener algunas modificaciones que, a juicio del Consistorio madrileño, "no son más que detalles", insignificantes para poder considerarlos dos carteles diferentes.


EL AYUNTAMIENTO DISEÑARÁ EL NUEVO CARTEL
Preguntada por cuál será entonces el cartel que representará las fiestas de este año, Piccirilli ha explicado que se debería "volver a convocar el concurso", si bien "dada la proximidad e inmediatez de las fiestas --que se celebran del 17 al 22 de febrero-- y para no incurrir en nuevos gastos se ha decidido diseñar desde el área"la nueva imagen.

Además, los ganadores del concurso, Fernando Jiménez Sánchez y Bart van der Schoor, deberán devolver los 4.000 euros de gratificación con el que estaba premiado el concurso.