Un nuevo fenómeno: el «PP-fan»

Hubo «photo-calls» y música pop para animar a los cuatro mil asistentes

Cientos de personas frenaban a los miembros del PP más mediáticos para hacerase una foto o pedir un autógrafo
Cientos de personas frenaban a los miembros del PP más mediáticos para hacerase una foto o pedir un autógrafo

MADRID- Eras las 10:30 horas cuando la presidenta del PP de Madrid hacía entrada en el hotel Auditorium para asistir a la última jornada de la convención popular. Un grupo de mujeres, libreta y cámara en mano, se las ingenian para pasar entre los pequeños huecos que quedan entre los miembros de seguridad y llegar hasta ella: foto y autógrafo. Misión cumplida.
Dentro del hotel, la escena no fue distinta. Los más de cuatro mil simpatizantes que acudieron al discurso de clausura pudieron tocar, besar y fotografiarse con toda la cúpula del PP, que acudió en pleno a la convención abierta a todo el que quisiera asistir. Fuera, decenas de autobuses venidos de las agrupaciones de diferentes localidades de Madrid, dejaban dentro fotografías de familia de «los de Galapagar» en el «photo-call», junto a Rajoy, Aguirre o Alberto Ruiz-Gallardón.
El cónclave que finalizó ayer será recordado por la alta participación de jóvenes, niños e inmigrantes. Hubo espacios y soportes para todos ellos: zona 3.0, donde se «twitteó», foros donde se debatieron las inquietudes de los extranjeros residentes en madrid e incluso una guardería con monitores que cuidaron de los hijos de políticos (como la del portavoz de la Asamblea, David Pérez) y de simpatizantes.
Pero si hubo algo que animó el ambiente fue la música elegida para cada una de las ponencias y discursos.
La sintonía del PP (mezclada con ritmos electrónicos) se reservó para el presidente de la formación, por lo que el resto de participantes contó con una moderna banda sonora propia. Así, a Manuel Pizarro, ex diputado del PP y ex presidente de Endesa (que acudió a hablar de economía) se le despidió con «Poker face», de Lady Gaga. Para el diputado regional, David Pérez, encargado de explicar las conclusiones de la convención, se escogió «Looking for paradise», de Alejandro Sanz y Alicia Keys. Alberto Ruiz-Gallardón subió al escenario para pronunciar su discurso al ritmo de «Rain», de Mika. Aguirre fue la que terminó su alocución con más marcha, con el tema «Sick of love», de Robert Ramírez.
Sin embargo, la anécdota del día sucedió cuando el auditorio del hotel se quedó a oscuras en medio del discurso que pronunciaba la presidenta de la Comunidad. «Sigo, que para hablar no hace falta la luz», resolvió Aguirre, provocando el aplauso de los presentes, no sin antes ironizar con el tema más comentado del día, al asegurar que el apagón era «un truco del nuevo Gobierno».