Castella: «este triunfo va para los que dicen que falta emoción en la Fiesta»

El diestro francés Sebastián Castella, que cortó hoy una oreja a su primero en Las Ventas, y mató a sus dos toros con una cornada a la altura de la ingle derecha, señaló que este triunfo "va dedicado a todos los que dicen que falta emoción en la Fiesta"

Estas son las únicas declaraciones que hizo Castella a Efe al término de su segunda labor, al cuarto toro de la tarde, y justo antes de ingresar en la enfermería de la plaza donde fue posteriormente operado.

José María Manzanares no pudo resolver en triunfo ninguna de sus dos faenas, aunque dejó pinceladas sueltas en el toreo a derechas en su primero, y "tragó"lo suyo con el quinto, lo que le valió la ovación de los tendidos según salía de la plaza.

"Ha sido una pena porque cuando uno se anuncia en Madrid lo hace con el objetivo de abrir la Puerta Grande, y hoy no ha podido ser", dijo.

Sobre sus toros, Manzanares señaló que "en mi primero ha molestado mucho el viento, pues tenía calidad en la embestida sobre todo por el lado derecho; y el otro ha sido un 'pájaro' de mucho cuidado, muy parado, pendiente de mí todo el rato. Menos mal que al final me he escapado".

Y con este panorama, lo único que le quedó al alicantino fue "estar lo más digno posible para que la afición me viera responsabilizado y con ganas, y bueno, creo que al final he solventado la papeleta", aseguró.

Por su parte, el tercer espada, Alejandro Talavante, se quejó sobre todo de "las pocas opciones"que le brindó su lote, y la pena también de "no haber podido dedicarle un triunfo en Madrid a mi abuelo", que falleció ayer.

"Esa es la gran espina que me llevo puesta, pero el toreo es así, cuando te salen dos toros como los míos de hoy no se puede hacer nada más que dejarme ver con el capote y estar lo más digno posible con ellos en la muleta", concluyó.