Últimos golpes de «El Rafita»

La Policía le detuvo el pasado 14 de febrero por un delito contra la seguridad vial. Hacía poco más de tres meses que había sido arrestado por robar un coche en Alcorcón

Últimos golpes de «El Rafita»
Últimos golpes de «El Rafita»

MADRID- No sabemos si algún director de cine se habrá planteado alguna vez hacer una película retratando su vida al estilo de «El Vaquilla», «El Pera» y «El Torete». Lo cierto es que el historial delictivo de «El Rafita» ya supera con creces al de los míticos «quinquis» de los setenta. El brutal asesinato de Sandra Palo siempre le perseguirá.
La última vez que trascendió una detención de Rafael García Fernández, uno de los cuatro condenados por el brutal crimen de 2003 con la pena más tenue y, sin embargo, el más conocido, fue a finales del verano pasado. El 23 de agosto, cuando todavía vivía en los pisos de realojo de la avenida Villaviciosa de Alcorcón –de donde fueron desahuciados en septiembre– bajó con otros colegas de fechorías hasta el polígono Urtinsa de la localidad y protagonizó uno de sus «papeles» estrella: el descuidero. La Policía Municipal de Alcorcón le pilló y entonces, en los calabozos, se jactó de que «le cogían a la cuarta». Él mismo admitía que lo hacía a menudo y que sólo «a veces» la Policía le chafaba el plan. Tras abandonar el piso de Alcorcón se le perdió un poco la pista, lo que no era sinónimo de que se hubiera reconvertido.
Apenas tres meses después del robo de Urtinsa, repitió delito y escenario. «El Rafita» fue detenido el pasado 2 de noviembre por un robo con fuerza en Alcorcón. Y, como gran amante de los coches que ha demostrado ser, le «cazaron» con otro vehículo el día de los enamorados.
La Policía Nacional le detuvo el pasado 14 de febrero por un delito contra la seguridad vial, según confirmó la Jefatura Superior de Policía de Madrid.