París aumenta la presión sobre los camiones de frutas españoles

El ministro francés de Agricultura, Bruno Le Maire, anunció ayer que aumentará los controles a las importaciones de fruta procedentes de España e impondrá, además, sanciones más duras a los que no cumplan los requisitos.

Los agricultores franceses saquearon la pasada semana los camiones españoles que intentaban cruzar la frontera gala
Los agricultores franceses saquearon la pasada semana los camiones españoles que intentaban cruzar la frontera gala

Con estas medidas, Le Maire pretende calmar los ánimos de los agricultores franceses que culpan a sus vecinos del sur de la crisis de precios que atraviesa su sector y que semanas anteriores tomaron la iniciativa y asaltaron en la frontera a varios camiones de fruta españoles que intentaban llegar a territorio francés.

Se elevan sanciones

El ministro se reunió con los agricultores cerca de Perpiñán, en la frontera franco-española, y aseguró que «se elevarán las sanciones a quienes no respeten el calibre de la fruta o el precio de referencia», dando así respuesta a las numerosas quejas de los agricultores galos, que acusan a España del hundimiento de los precios de algunos de sus productos.

Junto a estas acciones inmediatas, Le Maire anunció otras más estructurales que se debatirán con los representantes del sector y que serán presentadas el próximo siete de septiembre, con medidas también en el ámbito comunitario.

Entre ellas, el francés aseguró además que tratará de reducir el coste de la mano de obra en su país y que lo hará «competitivo en relación al de los españoles o los italianos». Un estudio del Observatorio de Precios de Frutas y Verduras difundió ayer que los precios de la fruta bajaron este año a causa, principalmente, de las importaciones de mercancías. Por ejemplo, un kilo de fresas de producción francesa cuesta 7,45 euros, frente a los 5,99 euros que vale el mismo producto si es importado.