Analizar el tumor de mama en el quirófano evita reoperar

Hasta un 90 por ciento de las pacientes se cura si hay una detección temprana gracias a las nuevas herramientas de diagnóstico precoz 

Analizar el tumor de mama en el quirófano evita reoperar
Analizar el tumor de mama en el quirófano evita reoperar

Rapidez. Tras un diagnóstico precoz del cáncer de mama, las pacientes pueden ser tratadas en poco tiempo gracias a la obtención rápida de los resultados de las pruebas en pocas horas. Para ello, el análisis molecular del ganglio centinela a través del sistema OSNA resulta práctico. «Esta herramienta permite en un sólo paso conocer la existencia de células tumorales en el ganglio a través de la lectura de la presencia de la citoqueratina 19 en apenas una hora», manifiesta Carmen García Macías, patóloga del Hospital Clínico de Salamanca.
Pese a que este sistema no está instalado en todas los centros hospitalarios, en España se encuentra en 45 hospitales y ya ha analizado más de 5.000 muestras. «Este método reduce los falsos negativos, que con el método tradicional de análisis del corte del ganglio era hasta de un siete por ciento», añade García. Sin embargo, no toda la comunidad científica está de acuerdo con la especificidad y sensibilidad de este sistema. Así, Emilio Alba, presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) asegura que «los métodos tradicionales, como la microscopía y la inmunohistoquímica, han demostrado también que tienen un alto nivel de eficacia». Además, el presidente de la SEOM argumenta su postura mediante un estudio presentado en el último congreso internacional de oncología en el que se recogen datos que demuestran que el OSNA tiene las mismas cualidades que las otras pruebas tradicionales. Así, Miguel Martín, presidente del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (Geicam), comenta que «este sistema podría evitar muchas linfadenectomías –extracción de los ganglios linfáticos– inútiles y se restaría "agresividad"a las intervenciones quirúrgicas».


Sin embargo, los expertos subrayan que los grandes avances en el cáncer de mama han llegado de la mano de la posibilidad de poder dar «un apellido» a cada tipo de tumor, «con lo que cada mujer podría beneficiarse de un tratamiento más personalizado», apunta Martín. «Desde el 2000, éste ha sido uno de los grandes pasos, poder clasificar los tumores en basales, luminales y los que tienen el gen HER2, con lo que a cada uno le corresponde un tratamiento», añade Alba.

Novedades
Con el fin de ofrecer una mayor precisión en el diagnósticos y evitar los falsos resultados, llega a España un nuevo sistema denominado tomosíntesis. «Se trata de un escáner que va más allá de la mamografía digital», explica Antonio Tejerina, director de la fundación con el mismo nombre. La herramienta hace unos 50 cortes milimétricos que reconstruye en 3D la mama, «permite observar con más precisión las células tumorales y las lesiones», añade Tejerina.