El Gobierno defiende que los consumidores paguen el coste de las energías renovables

Los consumidores costearán, al final, el pago de las energías renovables. Ésa es la propuesta, al menos, que se recoge en las conclusiones del documento de la Subcomisión de Análisis Estrategia Energética 25 años del Congreso de los Diputados, que pretende cargar sobre el consumidor final el coste de las energías renovables. En estos momentos, el coste de este tipo de energías sólo se paga con el recibo de la luz.

Miguel Sebastián, ministro de Industria, conversa con la titular de Economía, Elena Salgado, en una imagen de archivo
Miguel Sebastián, ministro de Industria, conversa con la titular de Economía, Elena Salgado, en una imagen de archivo

Así, de su coste y de cómo se soluciona el problema que supone en la actualidad, dependerá cuál será el peso de las energías verdes en el mix energético para 2020. Este documento recibió este jueves el visto bueno de todos los grupos parlamentarios , salvo el PP, que se abstuvo, e IU, que votó en contra. La Unión Europea establece que en 2020 las renovables cubran el 20% de la energía final y el objetivo del 20,8% que ha fijado la Subcomisión es sólo un «mínimo» cuya evolución dependerá del coste de las tecnologías verdes. El coste de las renovables está ya en casi 5.000 millones de euros, que se pagan sólo a través de la factura eléctrica, lo que supone un «problema insostenible». Tras su aprobación anteanoche, el texto pasará por la Comisión de Industria, donde los grupos podrán enmendarlo e incluir votos particulares.

Tras el acuerdo de la subcomisión, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer que en las próximas semanas presentará las líneas de la reforma del sector energético, si no hay acuerdo para llegar a un pacto con los partidos políticos y, principalmente, con el PP.

Algunas de las principales asociaciones de energías renovables plantearon el pasado verano a Industria que fueran los usuarios de gas y petróleo los que pagaran el 75% de las primas con las que se apoya su implantación. El «céntimo verde», medida a la que se oponen la mayoría de los grupos, no ha se concretado en el documento.

Por otro lado, la subcomisión ha cerrado el mix energético para 2020, que contempla que las renovables cubran el 20,8% de la demanda energética, frente al 22,7% que el Gobierno recogía en el Plan de Acción Nacional de Energías Renovables (PANER). Mientras, la subcomisión de Industria del Congreso de los Diputados prevé alcanzar respecto al déficit de tarifa, la diferencia que se produce cuando los ingresos vía recibo no son suficientes para afrontar los costes del sistema eléctrico, la suficiencia tarifaria antes de enero de 2013.


Claves de la energía hasta 2020
Renovables
Abre la puerta a la aplicación de una tasa sobre los carburantes de automoción para financiar las renovables. Admite que el sistema de tarifas y primas ha superado las previsiones. Limita al 20,8% la aportación renovable en 2020.

Nucleares
Mantiene que hasta 2020 sigan operativas las actuales centrales (salvo Garoña) y aplaza el debate sobre la necesidad de seguir contando en el futuro con la energía atómica a la primera mitad de la próxima década.

Gas
Priorizar el aumento de la capacidad de transporte y almacenamiento, así como el incremento de las interconexiones gasísticas para mejorar nuestra competitividad, al poner en valor nuestras infraestructuras de regasificación.

Carbón
Sobre el carbón nacional, el texto aprobado por la subcomisión propone que se mantenga en el mix porque es el único combustible fósil con el que cuenta España, así como por la implicación social que representa.

Coste térmicas
Aboga porque las renovables «internalicen» el coste que supone mantenerlas para su respaldo y piden que se establezca un pago unitario para estas plantas cuando realmente entren en funcionamiento por la intermitencia de otras fuentes