El alcalde de Trefacio prosigue su marcha ‘antirruina' y pide salidas

El alcalde de la localidad zamorana de Trefacio pasó la noche de ayer en Tábara, desde donde hoy comenzará su cuarta etapa caminando, con destino a Montamarta, desde su pueblo hasta la capital, para protestar por la deuda de 450.000 euros del Consistorio, «culpa del anterior Gobierno y que nos está oprimiendo».

Jesús Ramos y Rez Iranpour, durante su peregrinaje hacia Zamora
Jesús Ramos y Rez Iranpour, durante su peregrinaje hacia Zamora

ZAMORA- Jesús Ramos empezó el pasado lunes su andadura acompañado por el primer teniente de alcalde de Trefacio, Reza Iranpour, nacido en Irán y residente desde hace dos décadas en Villarino de Sanabria, con un único objetivo: «reclamar ayuda para un ayuntamiento que está en la ruina». No en vano, la gota que colmó el vaso fue cuando hace apenas once días Unión Fenosa cortara la luz euros a la Casa Consistorial y a los edificios de tres escuelas que no están en uso en dicha localidad por una deuda de 37.000. Es entonces cuando Jesús Ramos decidió emprender esta aventura que concluirá este viernes si todo sale bien. «Estoy comiendo mucho ahora porque sé que en los próximos días lo voy a pasar mal», señalaba ayer el alcalde socialista de Trefacio, consciente de que una vez que llegue a la Plaza de Viriato de la capital zamorana comenzará una huelga de hambre como protesta y para reclamar una solución a la «desesperación» de los habitantes de este municipio sanabrés. «No nos queda más remedio que hacer algo como esto para que se nos preste atención y para se nos dé una solución porque no podemos seguir viviendo así», lamentaba.

La jornada de ayer fue dura por la lluvia, que obstaculizó su marcha durante al menos dos horas. Pese a las inclemencias, Jesús Ramos sigue adelante con el concejal iraní recibiendo el cariño y el ánimo de la gente con la que se encuentran por el camino. Ambos llevan un peto multicolor en el que puede leerse «Ruina en Trefacio. Culpable J. Sánchez, Diputación. Castilla y León».