El Gobierno cree que ETA allanará el camino de Batasuna a las urnas

Dentro y fuera del Gobierno no se descarta que Batasuna pueda concurrir a las elecciones municipales y forales de 2011 usando una «marca blanca».

Miembros de Batasuna, en una manifestación en el País Vasco
Miembros de Batasuna, en una manifestación en el País Vasco

MADRID- Una parte de los socialistas, con Blanco a la cabeza, piensa que podrá hacerlo si desaparece ETA y otra parte, con Jáuregui liderando el grupo, opina que será más fácil si, además, condena la violencia. En cualquier caso, el Gobierno confía en que la organización terrorista allane el camino de la ilegalizada Batasuna a los comicios de mayo próximo. Para ello espera, al igual que el PNV y el PSE, una inminente declaración de cese definitivo de la violencia por parte de la banda. Tanto los nacionalistas como los socialistas fechan este tercer comunicado etarra a principios de año.

Este comunicado facilitaría inevitablemente a la izquierda abertzale su presencia en las urnas, primero, en las municipales, luego, en las generales, y en 2013, en las autonómicas vascas, si Patxi López agota la legislatura, según confirmaron a LA RAZÓN fuentes gubernamentales.


«Marca blanca»
Así lo analizaron este sábado en La Moncloa el presidente del Ejecutivo, escoltado por el vicepresidente primero y ministro del Interior, y el lendakari, que acudió acompañado a la cita por su consejero del Interior. José Luis Rodríguez Zapatero y Patxi López coincidieron en considerar «insuficientes» los pasos dados por el mundo batasuno, aunque «no en balde». Ambos líderes políticos compartieron también que Batasuna podrá concurrir a las urnas, aunque la banda no entregue las armas. «Es tan simple como que suelte amarras» de ETA.

De momento, prepara una «marca blanca» con la que desmarcarse de la violencia y poder asistir a la cita electoral. Consciente de lo que se juega, además, ha iniciado una ronda de contactos con los partidos, que camina paralela a la que mantiene desde hace años con los socialistas vascos.

De hecho, dirigentes de las cúpulas de ERC e ICV admitieron este lunes haberse reunido la semana pasada en Barcelona con una delegación de la «izquierda abertzale» encabezada por los ex líderes de Batasuna Pernando Barrena y Txelui Moreno. Por parte de ERC, participó en el encuentro su secretario general y portavoz en el Congeso, Joan Ridao, mientras que por los ecosocialistas acudió su portavoz parlamentaria, Dolors Camats.

Ridao explicó que el objetivo del encuentro era «conocer las intenciones» de la izquierda abertzale después de que ETA anunciara un alto el fuego el pasado mes de septiembre. Ridao relató que la reunión sirvió para tener «información de primera mano» sobre la situación política del País Vasco. ERC advirtió a la delegación de Batasuna de que la banda terrorista debe abandonar las armas «sin contraprestaciones y con un proceso verificable internacionalmente». Ridao informó de este encuentro al presidente del Gobierno y al ministro del Interior. Según el dirigente de ERC, tanto Zapatero como Rubalcaba le transmitieron su escepticismo ante los mensajes de fin de la violencia que llegan desde el entorno terrorista.

Por su parte, el candidato de ICV-EUiA a las catalanas, Joan Herrera, confirmó que Camats se vio con una delegación de la «izquierda abertzale». Según Herrera, el objetivo de la reunión no era manifestar el apoyo a la formación ilegalizada, sino informarse de la situación en Euskadi. En ese sentido, remarcó su condena «enérgica» de la violencia.

Mientras, el diputado de Izquierda Unida en el Congreso, Gaspar Llamazares, explicó ayer que antes de que ETA anunciara el parón en sus actividades, recibió una oferta para mantener un encuentro con representantes de la «izquierda abertzale», pero que la rechazó, como también lo haría ahora, porque no es partidario de este tipo de contactos mientras no haya «signos solventes» de que la banda deja la actividad armada.

Antes de que ETA enviase su comunicado a la BBC el pasado 5 de octubre, Llamazares recibió una oferta, «a través de personas interpuestas», para entrevistarse con miembros de la «izquierda abertzale», pero la declinó.

Mientras, el histórico dirigente de HB Tasio Erkizia reveló ayer que el PSOE conoce «de primera mano» los pasos que la «izquierda abertzale» está dando en su apuesta por las vías exclusivamente políticas. «Es evidente que hay vía de comunicación».



ANÁLISIS:
¿Es necesaria una condena de la violencia?
- ¿Batasuna podrá concurrir a las próximas elecciones municipales?

–La «izquierda abertzale» podrá concurrir a los comicios de mayo próximo sin una condena explícita de la violencia si la banda terrorista ETA declara un cese definitivo de la violencia en un tercer comunicado, tal y como espera el Gobierno.

- ¿Bastará con que la banda etarra declare su renuncia definitiva a las armas?
–La Ley de Partidos Políticos no obliga a ninguna formación a condenar una violencia que no existe. Por tanto, si la organización terrorista desaparece, Batasuna no se verá obligado a ello.

- ¿Prepara una nueva «marca blanca»?
–En estos momentos, está elaborando el diseño de una nueva «marca blanca» con la que desmarcarse de la violencia y estar en las urnas.