La explosión de un coche bomba causa varias víctimas en el centro de Siria

Un coche bomba explotó hoy junto a un cuartel militar en la localidad de Mahrada, en el bastión opositor de Hama, en el centro de Siria, lo que causó varias víctimas, informaron grupos opositores.

Los activistas Comités de Coordinación Local señalaron en un comunicado que se encontraron los cuerpos sin vida de siete personas por la explosión en una zona de la Seguridad Militar.
El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, por su parte, confirmó que el coche bomba iba estalló junto a un cuartel, lo que causó la muerte de al menos cuatro personas.


Los Comités destacaron también que al menos 22 personas fallecieron hoy en Siria, entre ellas una mujer embarazada, mientras que continuaron los bombardeos de las fuerzas sirias en las ciudades de Hama y Homs (centro), y en la localidad de Jirbet Gazaleh (sur), entre otros lugares.
Además, se registraron enfrentamientos entre las fuerzas del régimen y los rebeldes en la provincia de Alepo, en el norte del país, según el Observatorio.


La violencia continúa en Siria, donde los observadores desplegados de la ONU partieron hoy hacia la localidad de Tremseh, en la provincia de Hama, tras la masacre que el jueves pasado acabó con la vida de más de doscientas personas.


Ayer, el jefe de la misión de observadores, el general Robert Mood, afirmó que estaban listos para ir a Tremseh si se garantizaba un alto el fuego en la localidad. Mood, que tiene suspendidas sus operaciones desde mediados de junio por el deterioro de la seguridad en el país, confirmó que las tropas del régimen habían desplegado unidades mecanizadas y helicópteros en Tremseh.


Los observadores de la ONU llegaron al país el pasado 29 de abril para supervisar la aplicación del plan de paz del mediador internacional Kofi Annan, compuesto por seis puntos entre los que figuran el cese de la violencia, el repliegue militar de las ciudades, la liberación de los detenidos en protestas y el inicio de un diálogo nacional.