Blanco no frena las obras del AVE

El último informe de la Unesco avala el trazado, pero exige más vigilancia

El Patronato de la Sagrada Familia alerta de que aún hay ingenieros de la Unesco recabando datos
El Patronato de la Sagrada Familia alerta de que aún hay ingenieros de la Unesco recabando datos

En quince días, la construcción del túnel de AVE que horada Barcelona desde La Sagrera a la estación de Sants ha pasado de pender de un hilo a continuar los trabajos con el aval de la Unesco. Hace dos semanas, la aparición de dos informes –un estudio preliminar de la Unesco y un trabajo del ingeniero madrileño Manuel Melis– recomendaban frenar las obras porque ponían en peligro el legado más célebre de Gaudí en Barcelona, la Sagrada Familia y la Pedrera. Con el amparo de ambos informes, PP y CiU presentaron ayer sendos recursos en el Congreso de los Diputados para intentar frenar la construcción del túnel del AVE. Pero el ministro de Fomento, José Blanco, tenía un as guardado bajo la manga, el informe definitivo de la Unesco que avala el trazado del AVE.Blanco respondió a la interpelación urgente del vicepresidente tercero del Congreso, Jorge Fernández, que proponía paralizar las obras, asegurando que el «último» y «definitivo» informe de la Unesco, con fecha del 7 de junio, avala el trabajo de Fomento, no cuestiona ni solicita paralizar las obras. Sólo exige un control exhaustivo de los trabajos. Según explicó Blanco, el informe señala que el diseño del túnel y las medidas de seguridad adicionales se adaptan a los estándares europeos. Además, dice que las vibraciones que provocarán la excavación del túnel y el paso de los trenes serán «insignificantes». Respondió al PP y a CiU que no paralizará las obras del AVE, aunque avanzó que el 30 de junio creará una comisión de expertos para seguir «minuto a minuto» la obra y «evitar problemas».El ministro se atrevió a contestar a Fernández que «lo único que voy a compartir con usted es la alegría que me va a dar recibir al Papa cuando venga de visita a la Sagrada Familia, una vez la tuneladora haya pasado sin que hayamos lamentado nada». Si el ritmo de la perforación se mantiene, la previsión es que la tuneladora Barcino llegue a la Sagrada Familia en menos de dos meses. Pero a Fernández, lo que más le sorprendió es el nuevo informe de la Unesco. Recordó que los trabajos de Adif no han estado exentos de errores. «La pantalla de protección debía estar a 1,95 metros de la Sagrada Familia, pero hubo un error de medición y se colocó a 1,17 metros», rememoró, tras reconsiderar un cambio de trazado. Más sorprendido se mostró el Patronato de la Sagrada Familia quien avisó de que los ingenieros de la Unesco siguen estudiando el trazado y recabando datos.