Kilos que valen millones

Jessica Alba recibirá 720.000 euros de una empresa de estética que utilizó su imagen sin permiso para anunciar productos de adelgazamiento postparto

Alba paseando por Santa Mónica con una bebida isotónica
Alba paseando por Santa Mónica con una bebida isotónica

Un millón de dólares. Ésa es la cifra de la indemnización que «Belly Bandit» pagará a Jessica Alba en concepto de daños y perjuicios. La marca de productos de adelgazamiento postparto que utilizó su nombre y su imagen en su página web se valió del sobrepeso de la reciente mamá para animar a las mujeres que acaban de ser madres a recuperar su figura original.
Parece que a la guapa actriz le está costando perder peso tras dar a luz el pasado agosto a su segunda hija, Haven, según comenta en las redes sociales: «¿Cómo es posible ganar 8 kilos en un día?». Aun así, la actriz se esfuerza y acude al gimnasio a diario. Eso sí, le parece insultante que se utilice su imagen sin permiso para aumentar las ventas de productos adelgazantes. En la demanda se afirma que «publicaron una fotografía de Alba en un lugar destacado con su nombre en la sección de Testimonios de Famosas. La imagen ya ha sido retirada de la web, donde aparecen otras «celebrities» como Kourtney Kardashian o Minnie Driver.

A contra reloj
Los abogados de la artista afirman que el envase del producto también lleva su nombre: «¡El secreto de Jessica Alba para un rápido adelgazamiento postparto!», por lo que además del millón de dólares, la actriz reclama un porcentaje de los beneficios de la empresa.
No es nuevo que las «celebrities» se obsesionen por recuperar el tipo cuanto antes. Algunas, como Heidi Klum, incluso se suben a una pasarela: la modelo sólo necesitó ocho semanas para volver a desfilar para Victoria's Secret tras dar a luz a su cuarto hijo. Aun así, el récord lo ostenta Angelina Jolie, que una semana después de tener a sus gemelos había recuperado la figura por completo. Y mientras unas se esclavizan, otras se lo toman con calma y se cuidan a base de «baile y dieta mediterránea», como afirmó haber hecho Penélope Cruz, muy criticada por lucir unos cuantos kilos de más en la pasada edición Oscar. Parece que Jessica Alba se apunta a este segundo grupo.


Una obsesión compartida
El terror a los kilos de más tras dar a luz un bebé lleva a muchas famosas a hacer verdaderas locuras para adelgazar. Algunas invierten sumas millonarias en cremas que les permitan vestir sus modelitos de la talla 32. Tal es el caso de Victoria Beckham, que se gastó 3.500 euros en 50 frascos de Rodials Strech MX para volver a tener el vientre plano tras dar a luz a Harper Seven, crema que también utilizó Natalie Portman. Pero hay ejemplos más saludables: Jennifer Lopez y Miranda Kerr combinaron yoga con dieta sana para recuperar la línea, mientras que Halle Berry y Salma Hayek contrataron a un entrenador personal.