El Ayuntamiento de Lleida aprueba reabrir la polémica mezquita

La mezquita abrirá sus puertas el próximo lunes
La mezquita abrirá sus puertas el próximo lunes

BARCELONA-El Ayuntamiento de Lleida ordenó ayer levantar la suspensión provisional de la actividad de la mezquita Ibn Hazn, ubicada en la calle Nord, después de finalizar el plazo para estudiar las alegaciones de la comunidad islámica afectada por el cierre del local el pasado día 21 de julio por exceso de aforo.
Según informó el Consistorio, ayer se firmó el decreto de alcaldía que ordena que se desprecinte el local, aunque no se podrá rezar en él hasta el próximo lunes, día en que el decreto se comunicará a los responsables de este centro de culto, que es el más multitudinario de la ciudad.
La alcaldesa accidental, Marta Camps, recordó que se ordenó el cierre de la mezquita después de que se detectara que en el interior del local de rezo había más de 1.200 personas, cuando el aforo legal es de 240, por lo que se ponía en riesgo la seguridad de los propios fieles.
La comunidad islámica de la calle Nord presentó siete alegaciones contra la orden de cierre de la mezquita, asegurando que el día en que se supervisó el aforo no había 1.200 personas en el local y que el aforo del local es superior. Camps expicó que todas las alegaciones se rechazaron, excepto la referente al compromiso de la comunidad islámica de controlar el aforo legal.