Europa y el FMI exigen que Grecia aplique ya el recorte

Merkel alaba la «valentía» del Parlamento de Atenas

La Razón
La RazónLa Razón

BRUSELAS / MADRID- Europa respira. El Viejo Continente reaccionó ayer con alivio ante el respaldo del Parlamento griego al nuevo plan de ajustes y medidas de austeridad que busca evitar la bancarrota del país, lo que tendría graves consecuencias para el euro. La votación fue acogida con mucha satisfacción tanto entre los responsables comunitarios como en las principales capitales de la UE, donde persiste cierta contención y todavía no se quieren echar las campanas al vuelo hasta la votación de hoy.

Pero a pesar de la prudencia, la satisfacción que traslucían las declaraciones era evidente. Grecia ha dado un paso «vital» para alejarse de un «grave escenario de suspensión de pagos» al votar el paquete de medidas propuesto por el Gobierno, recalcaron los presidentes de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, en un comunicado conjunto. El voto de ayer supone un acto de «responsabilidad nacional», resaltaron.

Confianza para el euro
La canciller alemana, Angela Merkel, calificó de «extraordinariamente valiente» la decisión adoptada por el Parlamento de Atenas, que constituye «un paso importante para el futuro de Grecia» y «la estabilidad del euro».

La aprobación del Parlamento griego del plan de ajuste y privatización abrirá la posibilidad de recibir en julio el quinto tramo –12.000 millones– del programa de rescate acordado en mayo de 2010 con la UE y el FMI. «La vía para desbloquear el quinto tramo de los prestamos bilaterales de los países de la zona euro y del FMI está ahora desbloqueada», dijo el primer ministro luxemburgués y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker.

El director gerente en funciones del FMI, John Lispky, cree que la votación sienta los «cimientos» del proceso de ajuste griego. Lipsky destacó que lo importante ahora es implementar con éxito el programa aprobado, pues realiza importantes contribuciones para la recuperación del crecimiento y la estabilidad. En este sentido, recalcó que estas medidas devolverán a Grecia a la senda de la estabilidad y mejorarán la resistencia de las economías más débiles de la eurozona.

Una de estas últimas ha sido la española, por lo que no es de extrañar que el Ejecutivo se felicitara ayer por lo ocurrido en Atenas. El secretario de Estado de Hacienda y Presupuestos, Juan Manuel López Carbajo, reiteró que se trata de una «buena noticia» que todos esperaban, ya que el comportamiento de ayer de la Bolsa y el diferencial de tipos indican que el efecto ha sido «muy positivo» y se mostró confiado en que esta tendencia se mantenga.